Ha llegado el momento de hablar acerca de lo inevitable, y, de antemano, debemos pedir disculpas a los fanáticos de DC. Pero, en ningún momento queremos que se sientan ofendidos con lo que estamos a punto de conversar.

Sin embargo, así como es imposible tapar el sol con un dedo, es bastante difícil negar que, en el mundo de las adaptaciones de historias de superhéroes, DC Comics y Warner Bros. no le ha ni rozado los talones a Disney y Marvel.

Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿por qué las adaptaciones cinematográficas de DC Comics parecen no lograr los resultados que se esperan? Y, más aún, ¿por qué las producciones de los superhéroes de DC Comics parecen casi siempre tener detractores que se dediquen a destacar qué tan mala fue la versión que llego a la pantalla?

De nuevo, aquí solo estamos para hablar de hechos, y aunque muchos podrían decir que hay un sinfín de quejas, nosotros pondremos dos ejemplos: ‘Justice League’ y el Snyder Cut, y, ‘Suicide Squad’ y la mala interpretación de David Ayer –quien afirma que no tuvo la oportunidad de llevar “su versión” a la gran pantalla–.

Claro, no podemos negar que DC ha tenido sus buenos bateadores en el home, como, por ejemplo, ‘Wonder Woman’ y, sobre todo, ‘Aquaman’, no obstante, dos hits no se comparan con cada home run que ha bateado Marvel Studios con su MCU, Iron Man, Thor, Capitán América, Los Vengadores, y hasta Ant-Man o Spider-Man.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre ambas compañías, más allá de que unos personajes tienes trasfondos más oscuros que los otros? La verdad se esconde detrás de unas pobres decisiones y la falta de “valor” por parte de Warner Bros.

¿Serán los personajes?

Warner Bros. ha tenido grandes éxitos, sobre todo en lo que respecta en cuanto a la trilogía del Caballero de la Noche de Christopher Nolan, no obstante, luego de que Christian Bale colgó su capa, las producciones de la compañía parecieron decaer más y más.

Sería muy sencillo solo echarles la culpa a los directores –y sus propios conflictos personales– y a los guionistas detrás de las producciones como ‘Batman V. Superman: Dawn of Justice’, pero, también tenemos que admitir que, mientras que Disney y Marvel supieron manejar de forma casi perfecto su universo extendido y sus “fases”, DC se vio atrapado entre la era “anticuada” de sus superhéroes y las intenciones de realizar adaptaciones más actualizadas.

Hasta el propio Mark Millar admitió que la razón por la que las cintas de DC y Warner “no tienen éxito” es porque sus personajes no son apropiados para adaptarlos al cine, “sobre todo ahora”.

“Creo que es realmente simple: los personajes no son cinematográficos. Y digo esto como un tremendo fan de DC que prefiere mucho más sus personajes a los de Marvel. Superman, Batman y Wonder Woman son algunos de mis favoritos, pero creo que, con la excepción de Batman, no están basados en torno a sus identidades secretas, están basados en torno a sus superpoderes.

Mientras, los personajes de Marvel tienden a apoyarse en las personalidades de Matt Murdock o Peter Parker, o las individualidades de los X-Men, todo se centra en los personajes. DC, al margen de Batman, no se centra en los personajes.

Con Batman, puedes entenderle y preocuparte por él. No con alguien como Green Lantern, que tiene este anillo que le permite crear tridimensionales manifestaciones físicas y plasma verde con pensamientos en su cabeza, ¡pero es alérgico al color amarillo! ¿Cómo haces una película con eso? En 1952 tenía todo el sentido del mundo, pero ahora el público no tiene ni idea de qué va eso.

La gente me destrozará por esto, pero creo que las pruebas están ahí. Hemos visto a grandes directores, grandes guionistas y grandes actores, toneladas de dinero a su disposición, y estas películas [de DC] no funcionan. Creo que están demasiado lejos del tiempo en el que fueron creados. Algo de ellos se siente un poco viejo, los niños los miran y no creen que molen. Incluso Superman, amo a Superman, pero pertenece a una América que ya no existe. Representa la América del siglo 20, creo que llegó a la cima en esa época”

Si somos justos, Millar –quien ha participado en producciones como ‘Kingsman’, ‘Captain America: Civil War’ y ‘Kick Ass’– tiene un punto válido, y no solo por un Green Lantern que es “alérgico” al color amarillo, sino por un Batman y Superman que tenían una “enemistad” relevante, pero todo se solucionó con un “Salva a Martha”.

Quienes tengan cuatro dedos de frente, y nos disculparán nuestra “intensidad”, reconocerán que el hecho de que toda la película se haya “solucionado” porque la mamá de Bruce Wayne y la de Clark Kent tengan el mismo nombre, fue un poco cursi, para no caer en negatividades.

A ver, no estamos diciendo que el nexo familiar sea una tontería, pero el Bruce Wayner de Ben Affleck se convirtió en el murciélago para vengar a su Ciudad Gótica que terminó destruida por los acontecimientos de ‘Man of Steel’ en 2017. ¿Les parece lógico que todo ese rencor se haya esfumado solo por escuchar el nombre de su madre?, no lo creemos.

Por supuesto, respetamos a nuestros lectores que encontraron en ese momento un aspecto positivo. Claro que sí, pero, sabemos que pudo ser mejor. Ahora, si seguimos siendo objetivos, podemos refutar el argumento de Millar, con el éxito de Wonder Woman y Aquaman, no obstante, hay que admitir que esos personajes fueron completamente modernizados.

Por ejemplo, quienes recordarán al Aquaman de los cómics es un “chico bonito”, de cabello rubio y, nos atreveremos a decir, de sexualidad dudosa –por Dios, hasta en ‘The Big Bang Theory’ Rajesh Koothrappali fue quien llevó el disfraz en un episodio, y todos sabemos por qué–.

Entendiendo eso, tomar a Jason Momoa –quien interpretó a Conan, el Bárbaro, y a Khal Drogo en ‘Games of Thrones’, ambos personajes muy rudos– y convertirlo en la versión moderna de Aquaman ha sido quizás de las mejores decisiones de Warner Bros.

O, ¿es la falta de oscuridad por parte de Warner Bros.?

Ahora bien, volviendo a nuestro punto, ¿por qué las cintas de DC y Warner parecen no funcionar?, tenemos que destacar la falta de “valor” por parte de Warner Bros., ya que, hay muchos directores que han pasado por las listas de la compañía y han admitido que sus producciones de DC no fueron lo que esperaban, porque terminaban siendo muy oscuras para lo que la empresa permitiría estrenar en la gran pantalla.

Creemos que de los pocos que se han salvado de esa “maldición” está Todd Phillips, quien sí logró llevar su versión oscura y psicológica del ‘Joker’ a la gran pantalla. Pero, como verán, no es la cinta protagonizada por un superhéroe, sino es la trama liderada por un villano.

Lo que nos lleva a un nuevo punto, DC no ha logrado posicionar a sus superhéroes en la misma estima que sus villanos, aspecto que tiene controlado Marvel desde la década de los 60’s y los 70’s.

Si somos realistas, el Guasón, Harley Quinn, El Acertijo, Harvey Dent (Two Face), Poison Ivy y hasta El Pingüino han resultado ser más icónicos en la trayectoria de Batman que Cyborg y el Flash de Ezra Miller.

Sin embargo, desde que Stan Lee y Jack Kirby presentaron al mundo a Deadpool, Wolverine, Venom y hasta Loki, estos personajes han sido igual de relevantes que sus contrapartes positivas como Thor, Spider-Man, los X-Men y pare usted de contar.

Claro, también podrían refutarnos que, en sí, Deadpool no es un villano sino un antagonista, y que el Wolverine terminó formando parte de los X-Men, pero, a lo que vamos con este punto es que, en Marvel desde los chicos malos hasta los buenos “se venden” bien.

Si exista una forma de que DC se equipare con los resultados de Marvel, no lo sabemos, pero, la verdad es que son las segundas versiones de sus adaptaciones las que parecen llevarse la atención. Como está pasando con el Snyder Cut y ‘The Suicide Squad’ de James Gunn.

No obstante, lo que de verdad esperamos de DC y Warner Bros. es que se quiten el filtro “para niños” y empiecen a producir más cintas por la línea del ‘Joker’. Ojo, no todas tienen que ser thrillers psicológicos, pero sí que se atrevan a ahondar un poco más sobre la oscuridad de cada personaje y las historias personales.

Por ejemplo, creemos que la visión de Patty Jenkins para ‘Wonder Woman 1984’, donde habrán flashbacks importantes sobre la vida de Diana Pierce como Amazona, es justo lo que necesitábamos. Así como su relación amorosa con un humano, a quien tuvo que ver morir pero ahora estará de vuelta. Esa parte personal del superhéroe que lo aleja de solo peinados bonitos, trajes increíbles y superpoderes de dioses.

Por supuesto, podrían decirnos que eso mismo lo viven Clark Kent y Louis Lane en la trama de ‘Superman’, pero, seamos honestos, ¿quién no está cansado de la relación “de cuento de hadas” que tiene ese par? o, ¿a quién ya no le parece trillado que siempre sean tan “perfectos”?

Lamentablemente, en el cine lo que vende es el drama y la conexión emocional, y por mucho que esa relación sea “perfecta”, es una utopía más que no es así en la “vida real”.

¿Qué vendrá para Warner y DC?

El futuro se ve provechoso para las producciones de ambas compañías. Con el próximo estreno de ‘Wonder Woman 1984’, la versión de ‘The Batman’ de Matt Reeves en camino, ‘The Suicide Squad’ de James Gunn cada vez más cerca, y, hasta ‘Aquaman 2’ y ‘Black Adam’ ya confirmadas, podríamos decir que hay grandes prospectos en la fila.

Pero, ¿será que DC y Warner habrán aprendido de sus errores? No lo sabemos. Sin embargo, el estreno del Snyder Cut en HBO Max nos da algo de esperanza para títulos tan “a la deriva” como ‘The Flash’, la película en solitario del Joker de Jared Letto y la Harley Quinn de Margot Robbie, y hasta para el spin off de ‘Aquaman’ centra en ‘The Trench’, la terrible fosa marina por la que tuvieron que pasar Arthur Curry y Mera para llegar al tridente que lo certificó como el Rey de Atlántida.

Lo que sí sabemos es que DC tiene una gran oportunidad con la Fase Tres de Marvel culminada. Si bien es cierto que los próximos personajes de Marvel Studios como Shang-Chi, The Eternals y hasta la versión femenina de Thor en “manos” de Natalie Portman se ven interesantes, no dejan de ser nuevas adaptaciones, por fuera de la fórmula que ya había resultado exitosa para la compañía de DC.

Por lo mismo, creemos que DC tiene un chance de aprovechar ese “espacio” entre la Fase Tres y la Fase Cuatro, y los lanzamientos de ‘Doctor Strange 2’, ‘Black Panther 2’ y ‘Spider-Man 3’, para darle un empujón a sus clásicos personajes, y asombrar a su fiel fanaticada.

Escribir un comentario