La línea temporal de The Witcher es uno de los puntos que más controversias causó durante la temporada inicial de la serie.

Requiriendo de una atención a los detalles que nadie pudo preveer al inicio, los saltos en el tiempo de cada suceso en las vidas de los protagonistas fueron una decisión creativa bastante discutida.

Esto lo describió la productora general del show de Netflix, Lauren S. Hissrich, quien a través de Twitter explicó la razón por la cual se decidieron por esta narrativa.

“Los escritores me plantearon una línea temporal concreta, centrada en la caída de Cintra, y me rogaron que la pusiera en la serie y yo pues… Dije que no. Estaba completamente decidida a no develar que Ciri y Geralt no estaban en la misma línea temporal al inicio”.

Dado que se nos presentan de una manera bastante directa, las historias de Geralt, Ciri y Yennefer son narradas desde si punto de origen. El momento en que sus vidas van transformándose en lo que el destino los llama a ser.

El no revelar que las historias están ubicadas en tiempos distintos fue, a pesar de la controversia, una medida acertada para aprender lo que necesitábamos de estos héroes, sus fortalezas y debilidades.

En lugar de solo saber “que está pasando” con la historia, tenemos un conocimiento funcional de quienes son cada uno de ellos y porque actúan de la manera que actúan.

Debido a la pandemia, cómo todo, la producción de la segunda temporada de The Witcher se ha visto demorada por tiempo indefinido. Pero esto no ha detenido el interés por una segunda temporada, cuando todas las historias convergen.

Sabremos el destino de Yennefer tras la batalla de Sodden, y el inicio de un viaje para Geralt y Ciri. Pero lo más importante, obviamente, es que sabremos por fin que pasó con Jaskier después del dragón.

Escribir un comentario