Aunque en general un episodio donde podemos disfrutar con la mamá de Yui es uno bueno, el capítulo número 9 de ‘Oregairu’ nos dejó esta semana con ganas de más, tras comprobar que el tiempo se acaba.

Sin Yukino jugando un gran papel y Hikki enfocado en el cumpleaños de Komachi, a la vez que intenta cumplir el deseo de Yui y con el prom a la vuelta de la esquina, fue un episodio perfecto para relajarse y disfrutar del viaje.

Yo quiero cumplir tu deseo

Luego de tomar un desayuno con Komachi que nos recuerda que se avecina su fiesta de cumpleaños y de un largo día en la escuela, Yui y Hikki se reúnen al finalizar la clase por primera vez desde que el reto del prom culminó.

Aunque Yui lo supo primero por Yukino, aprovecha la oportunidad para felicitar a Hikki por su arduo trabajo y la inevitable conversación comienza, a pesar de que ambos quieren seguir el ritmo desenfadado que han llevado hasta ahora.

Con Yukino como la ganadora, cumplir el deseo de Yui se vuelve una prioridad para Hachiman, hasta que la protagonista decide que una de sus peticiones es darle lo que él más desea en su corazón.

Las estaciones van y vienen

Es un nuevo día para los protagonistas y aunque tenemos un vistazo de la reina del hielo, para contar que las cosas van bien con el baile dentro de lo que cabe, Yui aprovecha la oportunidad para invitar a Hikki a su casa el fin de semana.

En lugar de una cita romántica, la invitación es para realizar los dulces que le dará Hikigaya a Komachi en su fiesta y para ayudarlos en esta labor entra la mamá de Yui en escena, para ayudarlos a hacer tartaletas de frutas.

Pasando una tarde de comer y crear juntos e incluso una embarazosa escena donde la mamá de Yui intenta que Hikki diga cuál es el “ingrediente secreto” de toda comida casera, Hachiman termina dándole todo lo que hicieron juntos a Yui para compensarla por las galletas que le entregó episodios atrás.

Omedetto, Meguri-senpai!

Para terminar este episodio, ‘Oregairu’ nos lleva al discurso de Meguri para despedirse de la escuela, no sin antes anunciar que aún les quedaba un último momento que disfrutar todos juntos, el baile escolar.

Una despedida emotiva que conmueve a Hachiman hasta hacerlo llorar y que, a pesar de su reticencia a hacer amigos, la presidenta Meguri se convirtió en una de las personas que más admiraba a pesar del poco tiempo que duró en pantalla.

Ideas finales

Si algo nos deja claro el noveno episodio de ‘Oregairu’ es que el tiempo está corriendo y que los mejores amigos lo afrontan a su manera, pero más temprano que tarde no habrá ninguna salida de emergencia por la cual escapar de sus emociones y decisiones.

El prom está a la vuelta de la esquina y con un nuevo año por delante todo podría cambiar, en especial si Yukino continúa alejándose de Hachiman, Yui permanece con la idea de que estén los tres juntos y Hikki no toma ninguna decisión.

¿Qué te pareció el capítulo de esta semana de ‘Oregairu’? ¿Querías más tiempo en pantalla de Yukino o estás satisfecho con Yui y Hikki jugando a la casita? Cuéntanos en los comentarios.

Escribir un comentario