Una nueva petición por parte de Google que se puede leer acá señala las diferencias entre el caso de Google Vs Epic y el de Epic Vs Apple y pide que los casos sean manejados de una manera distinta debido a que las razones de las demandas son distintas.

Recordemos que todo este problema comenzó cuando Epic Games introdujo una manera de pagar en Fortnite sin que los jugadores tuvieran que pagar el 30% a Google y Apple por el uso de sus plataformas o tiendas. Esto causó que tanto Google como Apple retiraran a Fortnite de sus tiendas por romper las reglas y que Epic Games demandar a ambas por “falta de honestidad”.

Una pequeña diferencia

La empresa de Tim Sweeney tiene una batalla muy intensa con las diferentes plataformas que cobran un 30% a los desarrolladores por publicar sus juegos, de ahí que la Epic Games Store cobre solo el 12%. A raíz de esta inconformidad es que Epic rompió las reglas de las otras compañías, buscando señalar un punto.

Esta acción le ha costado caro ya que Apple ha retirado el juego de la App Store y los usuarios de estos smartphones ya no pueden jugar con las novedades de la nueva temporada. Por otro lado, Google si permite ejecutar el juego (se puede bajar de la web oficial sin problemas), pero aún así retiró el título battle royale de la Play Store.

Para Google la diferencia reside allí, Fortnite aún es jugable en los sistemas Android, de alguna manera se está señalando a Apple como “peor compañía” por retirar el juego del todo. Con esta acusación velada Google espera distanciarse del caso y que sus decisiones no sean juzgadas de la misma manera que las de Apple.

Lejos de resolver el caso

Sin embargo, esto no significa que Epic y Google no tengan sus problemas, para Sweeney Google sigue aplicando medidas anti competitivas refiriéndose al 30% de recargo en cada juego. Epic también alega que “todo lo que no esté en la Play Store está en desventaja”, por lo que cree que Google y Apple han creado un duopolio muy deshonesto.

Por ahora el asunto parece inclinarse del lado de Google y Apple, para la jueza Yvonne Gonzalez Rogers, Epic rompió las reglas a sabiendas y que ahora deberá aguantar las consecuencias. Dicho esto, el caso está lejos resolverse así que habrá que esperar para saber en qué queda, sobre todo los usuarios de iOS que han tenido que buscar alternativas.