Meses después de la explosión de la controversia por la situación interna de Ubisoft, Yves Guillemot presentó una disculpa pública en video.

Previo al inicio del evento Ubisoft Forward, el CEO de la compañía habló públicamente por primera vez del tema. Obviamente, esta tuvo el marcado cuidado y la falta de compromiso habitual de las disculpas corporativas.

En 4 minutos de video que no fueron incluidos en la transmisión oficial del evento en sus canales en vivo (posteriormente anunciaron que sería añadido al vídeo de su cuenta oficial de YouTube), Guillemot atacó al mismo nivel todas las situaciones que involucran a su compañía.

“Este verano, descubrimos que ciertos empleados de Ubisoft no se comportaron a la altura de los valores de nuestra compañía, y nuestro sistema falló en proteger a las victimas de estos comportamientos.

 

Lamento profundamente que todas estas personas hayan sido heridas. Hemos dado pasos significativos para remover o sancionar a aquellos que han violado nuestros valores y código de conducta. Y trabajamos arduamente en mejorar nuestro sistema y procedimientos”.

Sin tocar temas específicos, Guillemot mantuvo el tema de su disculpa en un punto vago para evitar reconocer actos criminales (detalle importante de recordar a la hora de ver este tipo de discursos). Pero recordamos que se trata de los despidos de, entre otros, Ashraf Ismail, Maxime Beland, Tommy Francois y el amigo personal del CEO, Serge Hascoet por acoso y abuso sexual.

Pasó su enfoque a la más reciente controversia presente en uno de sus juegos, Tom Clancy’s Elite Squad. En este título se utilizó la imagen del movimiento Black Lives Matter como identificador de la organización terrorista ficticia a la que los jugadores deben eliminar.

Liderando un grupo paramilitar de operaciones encubiertas de diversos héroes de sus franquicias, se presenta un contenido notablemente político en medio de los caldeados ánimos de Estados Unidos y el mundo.

Probablemente este será el fin del tratamiento público del tema por parte de Ubisoft, siendo la última paleada de tierra para enterrar el asunto para siempre. Olvidar todo y concentrarse en lo genial de sus productos.

Es deber de los medios de comunicación el no dejar que se olviden estas situaciones. Aunque la industria emplee la vieja excusa de las “manzanas podridas” para zafarse de la crítica, e intenten igualar controversias de carácter social con delitos propiamente dichos.

En resumen, Ubisoft es una compañía que albergó por más de 20 años a delincuentes sexuales y no hizo nada para detenerlos, por lo que no importa cuantos Assassin’s Creed presenten en sus eventos.

Escribir un comentario