Si la semana pasada el episodio se sintió como una perdida de tiempo para todo el que no fuese team Yui, en el capítulo 10 la cantidad de cosas que ocurrieron superan al resto de la temporada.

Hachiman se las arregló para interactuar con todas las mujeres importantes actualmente para el plot y, aún mejor, cada una de ellas aporto la cantidad justa de drama y pistas para lo que nos espera en el capítulo final.

Cumpliré su deseo

El baile escolar ya comenzó y los protagonistas están finalmente reunidos en un mismo lugar, con la esperanza de que todos los de tercer año pasen un buen momento, bajo la supervisión de la mamá de Yukino y Haruko, claro.

Mientras que Yui se encarga de la recepción, Hikki estará en la cabina de sonido junto a Isshiki, quien le propondrá que una vez el club de servicio se disuelva, los tres amigos se unan al consejo estudiantil y darle la excusa perfecta para continuar con la relación que tienen.

Aunque Hikki no toma una decisión de momento, Yukino le recuerda que debe cumplir el deseo de Yui a toda costa y eso es justo lo que hará en su descanso, cuando durante la canción lenta de la noche, la lleva a bailar y ella le avisa que el próximo deseo será el último.

Todo tiene su final

 

El baile acabó y todos felicitan a Yukino por el gran trabajo, en especial su madre, pero como las cosas no pueden acabar bien cuando Haruno está presente, la hermana mayor empuja la situación a qué Yukinon revele sus intenciones de trabajar en lo mismo que su padre en el futuro.

Aunque su madre lo acepta en apariencia y se retira para que todos sigan celebrando, Haruno se queda para dejar claro que ella tiene 20 años de experiencia y que no dejará que Yukino tome su puesto, en especial si ni siquiera puede engañarla a ella.

Con esto en mente y con el tiempo contrareloj para la segunda hija, Yukino sugiere que es hora de acabar las cosas entre todos, Yui accede y Hikki es salvado cuando Isshiki entra a la habitación, una distracción que usa para salir huyendo.

¿Esto es todo lo que sientes?

 

Al dejar la habitación, Yukino corre tras él por el pasillo para agradecerle todo lo que ha hecho por ella, asegurando que ya no lo necesita, pero, al no salir las palabras de su boca, Hachiman lo hace por ella, se despide y Yukinon lo toma del brazo.

Ambos, asombrados y acalorados, se miran con anhelo, pero Hachiman quita dedo por dedo de su brazo y se va, abandonando a Yukinon y encontrándose con Haruno más adelante, quien le había dicho que se encontraran afuera sin que nadie lo notará antes de salir del salón.

Una vez juntos, Haruno al fin abre su corazón, ella se ve reflejada en Hachiman, es una persona que no logra sentir amor por los demás, que se hizo una fachada para sobrevivir como la sucesora y, como los protagonistas, quiere saber si existe algo verdadero.

Decaído y solo en la escuela, Hachiman es salvado por segunda vez en una noche por Shizuka-sensei, quien tras llevarlo a dar una vuelta, abre sus ojos, si bien dependencia es algo que pueden estar experimentando los protagonistas, hay muchos más sentimientos además de ese y Hachiman abre percibe las nuevas posibilidades.

Ideas finales

El capítulo diez de esta temporada es una obra maestra, que reflejó los verdaderos sentimientos de Hikki al fin y que permitió apartar un poco esa nube negra que puso Haruno desde el episodio 2.

La codependencia que puedan sentir entre ellos como amigos, no es más que solo un aspecto de todo lo que sienten, después de todo, los tres han pasado por muchas situaciones a lo largo de un año.

Si bien cada uno ha guardado sus propios sentimientos mientras avanzan lo mejor que pueden, es hora de que Hikki exprese los suyos con palabras propias y no solo repetir lo que ha dicho Haruno hasta ahora.

Ver cómo en un solo episodio tomó con una mano la de Yui para bailar y con la otra aparto de la Yukinon en una misma noche, revela lo diferente que se siente con ambas, pero comodidad no es necesariamente amor y huir no es siempre señal de rechazo.

¿Qué opinas del capítulo número 10 de ‘Oregairu’? Cuéntanos abajo que te pareció, en especial si eras de los que no toleraba a Haruno y ahora la entiende. Es momento de darles amor a las hermanas Yukinoshita.

Escribir un comentario