El productor de micropagos más sustentable de Electronic Arts, FIFA 21, ya ofrece nuevas características en su modo carrera.

El dirigir a un equipo profesional en todos sus ámbitos adquiere una nueva dimensión en esta edición del juego, tras muchos años de ignorar esta modalidad para enfocarse en vender cajas de botín.

En esta oportunidad se ofrece una interfaz más detallada para la dirección del día a día del equipo, a la vez que se ofrece la posibilidad de ser más directos en las acciones que se realizarán, al omitir la mayoría de los molestos menús de navegación.

Una de las caracterísitcas de la interfaz de usuario de la serie FIFA es la cantidad de menús que se tienen que explorar para esencialmente conocer información muy importante.

Por ejemplo, para conocer la información detallada de un jugador se debía hacer desde un renglón diferente al de ejercer opciones de negociación del mismo jugador. Se podría creer que ambas carpetas estarían en la misma mesa, pero no era así el caso.

FIFA 21 se avocó a cambiar esos detalles y evitar que los usuarios se aburrieran rápido con esta modalidad que se supone que es la más profunda que ofrece el juego, al llevarnos a lo interno del negocio del fútbol profesional.

EA se ha visto en aguas turbias con el reciente estreno de Madden NFL 21, al ser el juego de menor valoración de los usuarios por su falta de creatividad y desarrollo real. Siendo la más evidente versión de reutilizar un motor de juego anticuado solo para vender una edición anual.

Cuando menos, EA era capaz de ofrecer mejoras gráficas que fueran sustanciales para justificarse, pero no ha sido el caso en esta ocasión.

Curiosamente, debido a las condiciones del mundo, Konami ha decidió saltarse por completo todo el año para desarrollar un motor de juego nuevo para la competidora eFootball PES, dejando el balón del lado de EA a ver que ofrecen.