Microsoft actualizó hace unos días los países a los que llegará el servicio All Access y ahora anuncia a través de su Twitter que el programa ayudará a adquirir las nueva consolas. Era algo obvio pero también necesario, es un gran paso para Microsoft que hasta ahora solo ofrecía esta oportunidad a los residentes norteamericanos.

La idea del All Access es que puedas comprar una Xbox Series X, Xbox Series S o una Xbox One S sin pagar inmediatamente sino pagando en cuotas a partir del mes siguiente a la adquisición de la consola por 24 meses. Esto te asegura tener la consola y 24 meses del servicio Xbox Game Pass Ultimate, es decir que podrás jugar online, recibir 4 juegos gratis por mes (mientras seas suscriptor) y acceso a los más de 100 juegos del Game Pass.

Accesible para más personas

Una Xbox Series X costará 35 dólares por mes, una Series S costará 25 mes y la One S 23 dólares. En total la más cara costará 840 dólares para cuando termines de pagar, pero para cuando lo hagas ya habrás tenido y disfrutado la consola por 2 años. Es un trato que beneficia a aquellos que igualmente iban a pagar el servicio del Game Pass Ultimate ya que al final el gasto es el mismo si hubiesen comprado por separado todo.

Eso sí, no pagar por tres meses seguidos genera intereses en la cuota así que hay que estar atentos a las letras del contrato que se hace con las respectivas distribuidoras. Los países y sus respectivas franquicias con soporte para el All Access son los siguientes:

  • Australia: Telstra
  • Canadá: EB Games
  • Dinamarca: Elgiganten
  • Finlandia: Gigantti
  • Francia: Fnac
  • Nueva Zelanda: Spark
  • Noruega: Elkjop
  • Polonia: Mediaexpert
  • Corea del Sur: SK Telecom
  • Suecia: Elgiganten
  • Reino Unido: GAME and Smyths Toys
  • Estados Unidos: Best Buy, GameStop, Microsoft Store, Target, and Walmart

Como ven, el servicio principalmente se expandió por Europa y parte de Asia y parece que el asunto está lejos de avanzar en Latinoamérica.