El inicio del evento PS5 Showcase trajo consigo el impacto de ver a una franquicia clásica renovada para la nueva generación, con el anuncio de Final Fantasy XVI.

La decimosexta edición de numerada de la legendaria franquicia de JRPG ofrece una visión completamente renovada de lo que fuera la ya añeja Fabula Nova Crystallis, que identificara los últimos juegos de la serie.

Más alejados de la identidad de su pasada edición y con una estética que parece mezclar el estilo de su MMORPG Final Fantasy XIV con el ya reconocible carácter gráfico de Game of Thrones.

Diseñado para PlayStation 5, este título estará disponible también para PC, cosa que el evento es muy frontal al explicar desde el inicio del adelanto, en un acto de sinceridad poco habitual.

Su adelanto no devela detalles reales de su gameplay, pero es bastante sincero en que avanzaremos durante años en la aventura, dispuestos a encontrar a bestias gigantescas en nombre del honor.

Aficionados clásicos podrán notar a viejos conocidos de la saga, no solo con la clase Dragoon mostrando su poder de salto o el temible Malboro en combate cuerpo a cuerpo, así como otros detalles que evocan a los días antiguos de la saga.

Este es el factor más importante que se puede notar. Final Fantasy XVI no parece estar conectado ni buscar tener el mismo estilo imperante de la saga por más de 15 años. Elementos más que evidentes con el reciente estreno de Final Fantasy VII Remake.

Aunque es muy pronto para celebrar, se pueden ver intenciones muy puntuales con esta obra, al tener la difícil tarea de demostrar que es una historia nueva con una identidad propia y que no viene arrastrando elementos antiguos que no se habían completado.

Habrá que esperar por más información, pero al menos Square Enix consiguió una buena primera impresión.