Ahora que Sony finalmente ha revelado toda la información de su nueva consola, datos tan importantes como el precio y fecha de lanzamiento, tenemos toda lo que necesitamos saber (o casi todo) para poder comparar ambas propuestas y elegir lo que más nos convenga de acuerdo a nuestro contexto.

Hay que recordar que aquí no hay mala elección, solo la más adecuada para cada persona. Ambas consolas serán tope de gama cuando lleguen y perderán fuelle a mitad de su vida ante la comparativa con las PCs por lo que lanzarán una revisión mejorada. El obsolescencia siempre acecha así que si estás conforme con lo que tienes ahora, siempre puedes esperar por la PS5 PRO o Xbox Series doble XX o como quieran llamarla, también es una decisión respetable.

Entonces las Xbox Series se presentan como la opciones más versátiles con una versión S a 300 dólares y la X a 500 dólares. Ya hablamos de cuál puede ser mejor para ti de estas dos consolas en nuestra comparativa entre la S y X, recordemos que la clave pasa por tu panel o monitor, sacarle provecho a la potencia de todas las consolas dependerá mucho de nuestra pantalla y esta tiene que ser una compra prioritaria si es que ya no tienes una pantalla 4K y 60 FPS en casa.

Los juegos

Las Xbox iban a tener un catálogo más grande de entrada gracias a la retrocompatibilidad con Xbox, Xbox 360 y Xbox One. Además el Gamepass da acceso a títulos nuevos mes a mes por lo que no será una consola que acumule polvo al inicio, a menos que ya hayas jugado absolutamente todo de la generación actual, algo que dudamos tomando en cuenta que este mismo Gamepass incluirá el grandioso Microsoft Flight Simulator pronto.

Por su parte Sony apostará por compatibilidad con PS4 solamente y PlayStation Now que tiene un catálogo más pequeño y menos dinámico que el de Xbox, por lo que pierde en esta comparación. No obstante, este último showcase reveló la PlayStation Plus Collection, un anuncio que mejora un poco el catálogo de Sony.

Este servicio te garantiza los principales éxitos de la generación dentro de la suscripción de PlayStation Plus (es lo que inferimos ya que Sony no lo ha aclarado). Su catálogo incluye Uncharted 4, The Last of Us Remastered, Until Dawn, Persona 5, God of War, Final Fantasy XV, Mortal Kombat X, Days Gone y mucho más.

Esto ayudará un poco más a la PS5 que dependerá más de la nueva generación y los nuevos títulos, algo que sabemos es una inversión a futuro, los primeros juegos no suelen ser los mejores de la generación, por lo que en principio tendrás más opciones en Xbox ya que el Gamepass tiene un catálogo inmenso

No obstante, esto cambiará rápidamente con la llegada de exclusivos a PS5, muy mal tienen que hacer las cosas en Sony para que no vemos nuevos Spider-Man, Uncharted, God of War, The Last of Us o Days Gone. Estas secuelas llegarán y pisarán fuerte y Microsoft tendrá que responder con sus nuevas IPs como el reboot de Fable, Avowed o Everwild.

El apartado de juegos se resume a gustos personales, pero es cierto que Microsoft parte en desventaja porque debe convencernos con nuevas franquicias, mientras que Sony ya lo ha hecho a lo largo de los años.

El catálogo de lanzamiento next gen de Xbox Series X y S junto al de PS5 son bastante flojos , así que no gana ninguno realmente. Sony llegará con Spider-Man: Miles Morales, Demon’s Souls, Astro’s Playroom, Destruction All Stars  Sackboy: A Big Adventure y Microsoft llegará con el catálogo del Game Pass, EA Play y Gears Tactics, aunque recordemos que estas son suscripciones a bajo precio, pero suscripciones al fin y al cabo.

El hardware

La PlayStation 5 se presenta entonces como una consola a medio camino entre una Series S y una Series X, aunque más cerca de esta última. También se ha revelado en las últimas semanas que juegos como Spider-Man: Miles Morales correrán a 60FPS y 4K e imaginamos que todo exclusivo de Sony ofrecerá algo parecido. No obstante el hardware suele imponerse y la X es superior a la PS5, así que lo más probable es que los juegos de terceros corran mejor en la consola de Microsoft.

Dicho esto, el hardware poco ha importado en las últimas generaciones. La N64 era mucho mejor que un PS One, la GameCube mejor que un PS2 y la Wii era inferior a Xbox 360 y PlayStation 3 y sin embargo vendieron más. Da la impresión de que la PS5 viene con un envión positivo tan fuerte que ganará la generación de calle de nuevo, por lo que Microsoft la tiene muy difícil a pesar de ofrecernos la consola más potente de la historia.

Especificaciones

PS5Xbox Series X
CPU8 núcleos Zen 2 a 3.5GHz8 núcleos Zen 2 CPU pesonalizada
GPU10.28 TFLOPs, 36 CUs a 2.23GHz12 TFLOPs, 52 CUs a 1.825 GHz
Arquitectura GPURDNA 2RDNA 2
Memoria/Interfaz16GB GDDR6/256-bit16GB GDDR6 w/320mb bus
Ancho de banda de la memoria448GB/s560GB/s
Almacenamiento825GB SSD1TB SSD
I/O5.5GB/s, 8-9GB/s de media2.4 GB/s (raw), 4.8 GB/s (comprimido con hardware personalizado
Ampliación almacenamientoSlot NVMe SSD1TB Tarjeta de expansión
Almacenamiento externoCompatibilidad USB HDDUSB HDD
Lector4K UHD Blu-ray4K UHD Blu Ray

 

De igual manera, Phil Spencer y compañía han apuntado a un sistema de venta de ecosistemas (Windows 10, Microsoft Store, Xbox Game Pass, xCloud) antes que uno que se base en el hardware. Estaremos ante lo que quizá la primera generación que no se determine por quien venda más juegos y aparatos sino por quien convenza más con su ecosistema.

La infraestructura de Microsoft es mejor, al igual que el hardware que compramos, es algo a tomar en cuenta dependiendo de nuestra necesidad, jugar en la nube y por suscripción es sencillamente mejor en Xbox, por lo que es un factor a tomar en cuenta. Habrá que ver que Sony mejora su oferta de suscripciones con el nuevo PS Plus Collection y PS Now, algo para lo que casualmente está trabajando con apoyo de la misma Microsoft.

Más periféricos

La PS5 llegará con el nuevo DualSense con tecnología háptica, mientras que el control de Xbox será tradicional ya que no hay necesidad de arreglar algo que esté roto. También habrá una nueva cámara para la PS5, probablemente pensada para streamers y la posibilidad de compartir tus mejores momentos. Por su parte, Microsoft no ha mencionado nada de esto, el Kinect parece de otra dimensión ya que ni se habla de él así que Sony pica adelante en aspectos sociales integrados.

El almacenamiento era otro factor importante en nuestra discusión sobre Xbox Series X y S. Sony vuelve a ponerse en medio con solo 800 GB de espacio, sigue siendo más que 512, pero también menos que un 1TB y probablemente necesitemos comprar más almacenamiento en pocos meses. Eso sí, parece que podremos comprar cualquier SSD del mercado y no tendremos que depender de las tarjetas de expansión como sucede con Xbox, esto puede ser un gran punto a favor de Sony si se confirma que Microsoft solo venderá sus SSDs por más de 200 dólares.

Precios y gastos

Como se rumoreaba, la consola de Sony costará 500 dólares por la edición estándar y 400 por la edición digital y se sienta en el medio de las dos opciones de Microsoft. La empresa de Bill Gates exige todo el compromiso con la X y un compromiso bajo con la S, por su parte Sony solo nos ofrece una opción barata sin lector de discos que sigue estando a un precio que amerita que entremos de lleno a la nueva generación.

 

Conclusiones

En líneas generales estamos ante un gran escenario, hay opciones para todos los gustos en consolas, mientras que la comunidad de PC está a punto de recibir nuevas GPUs y Google Stadia va tomando forma. El mercado está prácticamente lleno y las dos opciones más populares ya han presentado sus planes mientras que de nuestra parte solo queda elegir la que nos beneficie más y nos agrade más.

En esta ocasión ha habido poco que desmentir o desenmascarar, las dos empresas han ido de cara (se han tomado su tiempo, eso sí) y básicamente todos saben lo que están comprando. La mayor advertencia pasa por recordar a todos que esta nueva generación exige un nuevo monitor o TV para nuestro hogar y el señalar que el almacenamiento de Series S y PlayStation 5 va a quedarse corto en poco tiempo.

Estos factores inflan sus respectivos precios y son asumibles, pero lo más importante es que también representan el progreso de la nueva generación. Necesitaremos nuevas pantallas para disfrutar esos 4K como Dios manda y más almacenamiento para guardar los datos de mundos enormes debido a que cada vez los títulos son más ambiciosos.

De esta manera, Sony y Microsoft nos dan la bienvenida a la next gen que se estrena el 10 de noviembre para Xbox Series X y S y el para PlayStation 5 el 12 de noviembre en Corea del Sur, Mexico, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Canada. Una semana después llegará al resto del mundo.