Tras el evento de PlayStation 5 se despejaron muchas dudas, algunas vinculadas con la fecha y el precio de lanzamiento del poderoso hardware. Otra que se venían suponiendo estaba vinculada con el precio de los juegos de la consola de nueva generación de PlayStation, que costarán 70 dólares, es decir, 10 dólares más que en la actualidad.

Este aumento de precios puede resultar polémico, por lo que desde PlayerOne queremos analizar la decisión de Sony. Todo avance a nivel tecnológico representa aumento de precios al utilizar elementos más costosos dentro de su hardware. Este es el caso de PS5, una consola que tiene componentes que están valorados muy por encima de los 500 dólares que tendrán que pagar los usuarios al momento de adquirir una unidad.

Un aumento aceptable

Para nadie es un secreto que las empresas encargadas del desarrollo de las consolas pierden dinero al momento de vender sus equipos, algo que están dispuestas a tolerar debido a que es con los juegos en donde recuperan de forma exponencial este dinero.

Este podría ser uno de los motivos que llevó a Sony a aumentar el precio de sus juegos, para poder acelerar la recuperación de este dinero. Otra de las razones que podría haber motivado este aumento está en el hecho de que para recuperar el dinero invertido en un título, las empresas tienen que vender millones de copias, por ejemplo, en el caso de un juego que haya costado 100 millones de dólares se tendrían que vender 2 millones de copias tan solo para recuperar el dinero invertido, lo que en muchas ocasiones no es posible para estudios más pequeños.

Otra de las razones que hacen que este aumento de 10 dólares sean tan impactante para los usuarios es que en la actualidad hay muchos juegos free to play como ‘Fortnite’ y ‘COD: Warzone’, por lo que los usuarios se acostumbran a este tipo de juegos en los que solo se invierte dinero en artículos cosméticos.

Lo cierto es que en caso de querer seguir contando con grandes producciones, los usuarios deben entender que un aumento de 10 dólares es aceptable, ya que los precios de producción han aumentado considerablemente si se le compara con lo visto hace tan solo 5 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *