Desde que se reveló que los juegos de nueva generación de consolas costarían 70 dólares, los usuarios de la industria comenzaron un debate en el que un grupo consideró que este precio es excesivo y otro cree que es lo justo teniendo en cuenta los altos costos de producción.

Esto hace que muchos usuarios y miembros de la comunidad se pregunten ¿cómo responderán los usuarios ante este aumento? El analista Matt Piscatella de la firma NPD Group cree que la mayoría de los usuarios pagarán este precio sin ningún tipo de quejas.

“Pagan un impuesto y los han estado pagando por muchos años para disfrutar de un título desde el día de lanzamiento. Esto no es diferente. Si las compañías quieren defender que están haciéndolo debido a X, Y o Z, supongo que podrías argumentar eso, pero cuando miras los extractos financieros y los informes de resultados, puedes argumentar el otro lado. En último término, la demanda del mercado es la demanda del mercado”.

Un abanico de opciones para los usuarios

Piscatella también resaltó la importancia de los juegos free to play y otros a bajo precio de la industria. El analista cree que muchos de los juegos gratuitos que nos ofrecen la posibilidad de comprar artículos cosméticos son una opción para los jugadores que no quieren gastar grandes cantidades de dinero en videojuegos.

Otra de las opciones para estos usuarios son los servicios de Xbox Game Pass y PlayStation Now, opciones que permiten que por un precio fijo los jugadores puedan acceder a un gran número de títulos, sobre todo dentro de Xbox.

Piscatella también considera que los juegos no han aumentado en Estados Unidos desde el 2005, fecha en la que se estableció que los mismos costarían 60 dólares, lo que representa 15 años sin un aumento para el disfrute de todos los usuarios.

Escribir un comentario