Hoy la industria del videojuego se despertó con la asombrosa noticia de Microsoft y Bethesda. La compañía de Xbox ha confirmado los rumores que se manejaban hace unos meses y que tenían meses sin escucharse, la compra de un gran estudio estaba en las últimas etapas para anunciarse y este terminó siendo Bethesda.

Bethesda a su vez es dueña de más de una decena de estudios y propiedades intelectuales dentro del mundo del videojuego, por lo que la compra es una de las más importantes en los últimos años dentro de esta industria. Además, esto también significa que estos títulos pasan a ser first party de Microsoft, y eso deriva en más valor y sustancia para el Xbox Game Pass.

Game Pass reforzado

Entre los juegos que esperamos se encuentran, las dos últimas entregas de DOOM, la saga Dishonored, Prey, Rage, la saga Elder Scrolls, Fallout y muchos más clásicos que habría qu ver si Microsoft quiere facilitar. Todos estos títulos pasaron por el Game Pass en algún momento pero también salieron de él, debido a las rotaciones de juegos, pero ahora no lo harán, serán permanentes como lo son las sagas first party de Microsoft.

La movida es genial por parte de Microsoft ya que Sony se les acercaba con el PlayStation Plus que ofrecería el catálogo de mayores éxitos de PS4 en el lanzamiento de PS5. Sin embargo, el sistema de suscripción de Microsoft con títulos y ofertas para PC y Xbox One (y pronto la nuevas Xbox) es sencillamente superior porque tiene más contenido y, en algunas regiones, es más barato.

Esto también incluye al nuevo xCloud que te permite jugar títulos mediante streaming en tu smartphone sin coste adicional. Así que puede que Microsoft venda menos consolas que Sony, pero no podemos negar que está abriendo las puertas de la accesibilidad de par en par.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *