Ha sido una larga espera pero ha valido la pena. El último capítulo de ‘Oregairu’ nos llenó de alegría entre la primera cita de Hachiman y Yukinon, el segundo baile escolar y, en especial, la integración de Yui al grupo.

Dejando atrás la relación codependiente, los tres amigos encontraron ese algo “verdadero” que tanto buscaban en una relación feliz que incluye amor y amistad, así que aprovechemos de darles un último repaso.

Como si fuera nuestra primera cita

Aunque la pareja se declaró en el episodio pasado aún quedan cosas por hacer, como planificar el falso prom que hará que la familia de Yukinoshita se sienta orgullosa de ella, y para ello, Yukino y Hikki se reúnen en el salón del club al día siguiente.

La locación del evento es una de las cosas más urgentes por resolver, pero no hay problema, ya que los protagonistas irán en su primera cita para descubrir el lugar perfecto, un salón de eventos cerca de la playa.

Durante la cita, los protagonistas al fin actúan como dos adolescentes, tomándose fotos juntos, siendo incómodos y estando avergonzados, pero es refrescante ver cómo Hikki y Yukino han crecido hasta ese punto.

Un último baile

Con el lugar decidido, solo falta el equipo que los ayudará a hacer todo posible y Hikki reúne a todos sus amigos a lo largo de las tres temporadas. Esto incluye a Yui, quien a último momento llega al salón, para alegrar a sus mejores amigos.

Aún sin decir nada, todos se dan cuenta de que Hikigaya y Yukino ya son pareja por la forma en la que se acercan el uno al otro, algo incluso incómodo para Isshiki, quien está dispuesta a entrometerse en su relación a futuro y empuja a Yui a hacer lo mismo.

El baile ocurre tan rápido que no nos da tiempo de digerirlo, pero antes de terminar, la profesora Shizuka y Hikki tienen una última conversación donde hablan de lo mucho que han crecido juntos e Hikigaya le agradece por todo hasta ahora.

Como si eso no fuese suficiente para jugar con el corazón de Hikki, una vez comienzan a cerrar el salón del evento, Yukino confiesa que le gusta y deja al protagonista sin palabras ante lo adorable que es su pareja.

Yahallo

Ahora que todo acabó, a Hikki y Yukino no les queda más que vivir su nuevo romance, pero Isshiki y Komachi no piensan dejárselos tan fácil y vuelven a abrir el club de servicio para continuar la diversión.

Aunque Yukino está aprehensiva al inicio al no tener ninguna petición en los últimos días, todo cambia cuando llega Yui, dándonos el último yahallo de ‘Oregairu’, y con un favor para pedirle al club.

El chico que le gusta está saliendo con su mejor amiga pero quiere seguir junto a ellos a pesar de todo, y Yukino acepta el caso, dando a entender que tendrá que quedarse por mucho tiempo hasta resolverlo.

Ideas finales

Con lo intenso que fue el episodio de la semana pasada, era de esperar que en el capítulo 12 se dedicarán a cerrar las diversas historias dentro de la serie y aún así se las arreglaron para incluir una cita, una última reunión con Shizuka y la inclusión de Komachi al grupo.

Aunque la cita fue uno de los mejores momentos al ver al fin a ambos protagonistas tan vulnerables a sus sentimientos y las interacciones entre Komachi e Isshiki fueron oro puro, para nosotros la cereza sobre el pastel es la relación que se estableció entre los tres protagonistas.

Cada uno alcanzó al fin esa relación verdadera que estaban buscando, mientras que para Yukino y Hikki fue en forma de una relación amorosa, para Yui y la pareja es un lazo de amistad inquebrantable.

Verlos madurar juntos contra viento y marea, en especial luego de que las cosas se retorcieran hasta el último momento, hace del final de ‘Oregairu’ uno de los más satisfactorios del anime, haciendo que incluso te imagines a los protagonistas reuniéndose todos los días en el club hasta que se gradúen sin más ataduras.

¿Qué te pareció el último capítulo de ‘Oregairu’? ¿Valió la pena la larga espera por su temporada final? ¿Estás satisfecho con Yukino y Hachiman juntos o eres team Yui? Cuéntanos en los comentarios.