Hace unos días llegaron los primeros rumores provenientes de un usuario de ResetEra que afirmaba Metal Gear volvería a PC con entregas remasterizadas. Habrá que seguirle la pista a este usuario porque solo tres días después hemos podido jugar a Metal Gear, Metal Gear Solid 1 y Metal Gear Solid 2: Substance en las nuevas ediciones disponibles en GOG.

Procederemos a analizar esta colección de ports de los juegos de Hideo Kojima que, desgraciamente no fueron remasterizaciones, sino solo eso, ports que llegan a las PCs actuales. El análisis se hará en una PC que supera los requisitos de todos los juegos con un AMD Ryzen 2600, una Sapphire 5600 XT, 16 GB de RAM en Dualchannel y un SSD NvME.

Ahora bien, para entender mejor el por qué calificaremos a los ports como lo haremos, primero hay que dar un poco de contexto.

Contexto histórico

Este es el primer lanzamiento oficial de Meta Gear (1987) en PC, hay múltiples maneras de emularlo pero esta es la primera vez que podemos jugarlo de manera legal en una PC moderna, lo cual se agradece. Por otro lado, la historia de los dos primeros MGS son bastante distintas.

El primero tuvo un lanzamiento en PC publicado por Microsoft y desarrollado por Digital Dialect en 2000 que estaba lleno de bugs y era incompatible con cualquier sistema operativo de hoy día. Tanto fue así que recientemente un miembro de la comunidad llamado creó un mod (pirata) para poder jugar el título sin problemas ya que hoy día era imposible. Este mod mejoraba la resolución a 1080p, eliminaba bugs y nos daba opciones más amplias para el control.

Sin embargo, mantenía varios bugs que el usuario dijo que no pudo solucionar, es decir que el port simplemente tenía demasiadas fallas, es injugable para muchas personas hoy día.

Por su parte MGS2 tuvo problemas similares con su port para PC que se lanzó en 2002, estuvo a cargo de la veterana Success, con sede en Tokio, pero tuvo muchos bugs y problemas desde el inicio que nunca fueron solucionados debido a que los parches por internet no eran algo común. En este escenario, básicamente cualquier cosa que nos diera Konami hoy día iba a ser mejor, veamos cómo lo hicieron.

Metal Gear

El primer juego de toda la saga debutó en 1987 y han tenido que pasar 33 años para que finalmente tengamos una versión legal en PC. Ahora mismo cuesta un poco más de 5 dólares y, como todos los juegos de GOG, no tiene DRM.

Hay que ser claros e ir al grano, este es definitivamente el menos importante de todos los juegos, al menos desde el punto de vista de un gamer en 2020. En la jugabilidad no te va a aportar nada que no conozcas con las múltiples entregas de la saga que seguramente ya has jugado, la historia fue llamativa y tenía un giro que en su momento no era usual y los gráficos pues como podrás imaginar son 8-bit. Eso sí, te va a sorprender que ha envejecido mejor de lo que esperabas.

La mejor versión

Así que directamente te decimos que esta versión de GOG es la mejor manera de jugarlo hoy día, a no ser que tengas un PlayStation 2 o un PlayStation 3 con Metal Gear 3: Subsistence, la cual ya tenía esta misma versión incluida en el disco. Asumimos que es más fácil tener una PC funcional con, 126 MB de almacenamiento disponible, 2 GB de RAM  y una GPU con 256 de VRAM (sus únicos requisitos) por lo que esta versión es ahora la más accesible.

Sí, Snake se esconde en cajas desde antes que nacieras.

Metal Gear tuvo dos versiones en su día, una para la computadora MSX2 y otra para NES, esta última estaba censurada y estaba limitada técnicamente por lo que ni siquiera tiene un jefe final. Tenemos el placer de decir que esta es la versión de MSX con mayor resolución en los textos e idioma español, justo como la que está incluida en Metal Gear 3: Subsistence.

Algunas molestias

El port quizá solo tenga tres pequeños problemas, el primero es que guardar la partida requiere que uses el mouse de manera obligatoria, así que aquellos que juegan alejados de la PC, como en un sofá, tendrán que acercarse de nuevo al teclado y mouse para guardar la partida. Es solo una tontería que no notarán los que juegan con teclado pero ciertamente es un pequeño fallo no permitirnos guardar de manera interna con un control.

La pantalla de guardado y carga de partida se ve así.

El otro problema es más bien del cliente de GOG que nos permite cambiar la resolución del juego y si queremos que se reproduzca a 4:3 o a 16:9. Al intentar jugarlo a 16:9, el cambio no tuvo efecto, es decir que siempre tendremos bandas negras, el juego realmente no llena la pantalla.

Sin embargo, esto no nos pareció un gran problema, el título fue pensado para otro tipo de TVs y lo cierto es que no se siente necesario jugarlo a 4K o a cualquier resolución mayor a la que tenía. Realmente no se verá mejor, simplemente llenará la pantalla y esto puede ser contraproducente.

El juego funciona a 640×480.

El último problema es que los controles no permiten que juegues con las flechas direccionales, deberás usar sticks y si tu control no tiene sticks, pues no podrás moverte. Es raro que hoy día alguien tenga controles sin sticks, pero igual hay que mencionarlo, sobre todo para este tipo de juegos que atraen a tantos fans de los controles retro.

Entonces este port producido por GOG básicamente se inspira en el port de Metal Gear 3: Subsistence. Este ya era excelente así que tenemos una gran versión que no requiere de sacrificios para adaptarse a las PCs actuales, cumple y ofrece una experiencia disfrutable (incluso 33 años después) sin crasheos ni cierres inesperados y con soporte para guardado en la nube.

A continuación les dejamos un gameplay de 13 minutos del juego funcionando en esta versión de GOG.

Metar Gear Solid

Metal Gear Solid es el segundo juego y quizá el más relevante del pack, cuesta 9 dólares en GOG y muchos estarán decepcionados al saber que es la misma versión que Digital Dialect publicó en el año 2000, incluso podemos ver sus créditos y el derecho de las licencias en el menú de opciones.

A estas alturas podemos adelantarles que todos los involucrados han optado por el camino más barato, republicar ports de otras plataformas mejorando su compatibilidad y estabilidad. La PC en la que fue probado el juego tiene hardware de sobra para correr un juego que tiene más de 20 años pero está limitada por el trabajo de Digital Dialect. Los requisitos son los mismos que para Metal Gear, aunque este título pesa 1 GB.

Ciertos problemas

Es decir, máxima resolución 1024×768 (aunque puede ser reescalada a la resolución de tu monitor), tope de 30 FPS y un control más o menos limitado, aunque podemos remapear todos los botones. La configuración inicial que un control Ximput, que simula ser uno de Xbox 360, no usara los botones R2 y L2 (o LT y RT), y no hay manera de hacerlos funcionar sin mods. El menú de remapeado es anticuado al igual que toda la interfaz y no responde bien a los comandos y a veces hay que darle a los botones un par de veces para que funcionen.

Aclaramos que este problema de imput delay solo sucedió en los menús del port, los menús del juego original están intactos y su respuesta es mucho más sensible y rápida durante la jugabilidad.

Y es que el juego es el mismo a diferencia de un par de escenas con Psycho Mantis (salten al siguiente párrafo si quieren evitar un pequeño spoiler). La escena de “lectura de mente” no puede darse ya que esto pasaba con las tarjetas de memoria de PS One, así que el personaje no la menciona. Eso sí, puedes “desconectar” tu control y jugar con el teclado para poder vencerlo, o viceversa.

El port de hace 20 años

Otra cosa que se mantiene, respecto a la versión de PC del 2000, es la censura de un desnudo que había en la versión de PS One, un soldado desafortunado que perdía su uniforme aparecía knockeado en cierta escena. En esta versión tiene ropa interior así que se evitan la censura con recuadros que hacen borrosa la imagen.

También se incluyen las misiones VR al igual que ciertos ajustes como corrección de gama, filtrado anisotrópico y antialiasing. Puedes activarlos desde la configuración de DirectX en el perfil del juego y realmente mejoran (ligeramente) cómo se ve y siente el juego ya que fuerza a que ocupe toda la pantalla sin que se vea peor por el aliasing.

Las misiones VR están intactas, 300 misiones disponibles para el sigilo, el fuego abierto, la exploración y actividades misceláneas están disponibles. Además del visor de modelos de Mei Ling y Naomi Hunter.

También recordamos que esta versión nos deja guardar la partida en cualquier momento desde el menú de pausa, pero solo guarda “estados iniciales de cada escenario”. Por lo que cargar una partida te deja en la primera vez que cambiaste de escenario y no en lo que estabas haciendo exactamente. Cargar una partida al menos resulta rápido, 3 segundos a lo sumo desde el menú de pausa.

Últimos detalles

También podemos mencionar otros dos detalles que observamos, negativos ambos. Lo primero es que el juego está en inglés, no se ha rescatado el doblaje en español de PS One (que al parecer pertenece a Sony) y lo segundo es que hubo cierto descuido en los textos ya que tienen errores ortográficos y de tipografía relacionados con el nombre de los botones. Los personajes dicen “botón R1” o “botón L1″(en referencia a los controles de PS One), pero lo escrito se lee como palabras incoherentes que no se han corregido.

Sabemos que llamar a los actores de 1998 para que repitan una frase ligeramente distintas no es viable, pero cambiar el texto sí lo era y lo justo era hacer que el texto leyera la tecla indicada en un teclado QWERTY común o el botón que usa tu control. Es solo un pequeño detalle, pero que demuestra una vez más que no hubo mucho esfuerzo en pulir detalles de este estilo.

Por último, acotamos que el MSI Afterbuner y cualquier interfaz que revela los FPS y otras estadísticas evita que el juego si quiera pueda iniciarse. Por otro lado, pudimos jugar sin bugs visuales ni crasheos, y ese es el punto más positivo de todo el análisis ya que la versión del 2000, incluso con los mods de la comunidad, fallaba muchísimo en Windows 7 en adelante, algunas partes eran directamente injugables y prevenían que avanzáramos, así que ahora sí podemos jugar tranquilamente.

A continuación les dejamos 26 minutos de jugabilidad (y unas cuantas cinemáticas) de esta versión del juego. El reescalado a 1080p no funciona si no reinicias la PC (GOG no nos advierte esto en el cliente) por lo que esté gameplay tiene bandas negras. No obstante, tenemos otro con el reescalado correctamente aplicado.

Metal Gear Solid 2: Substance

Por último tenemos Metal Gear Solid 2: Substance, otra obra maestra de Kojima que todavía muchos tratan de entender por su final enrevesado. Aquí sin embargo nos centraremos de nuevo en la calidad del port que es decente en algunos aspectos, buena en otros y terrible en unas pocas que quizá sean demasiado importantes. De igual manera, cuesta 9 dólares en GOG (sin DRM)

A diferencia de la primera entrega Solid, este juego sí nos deja elegir resoluciones más altas, tanto como nuestro monitor y tarjeta gráfica nos permitan. También podemos remapear todos los botones, aunque otra vez nos topamos con un problema muy molesto, los botones L2 y R2 no existen para este port por lo que los remplaza por Start y Select (o Back y Menu).

App de configuraciones del juego.

Mejor compatibilidad y gráficos

Al menos se ve considerablemente mejor que su versión de PS2 y al menos de nuestra parte no tuvimos problemas de compatibilidad con la GPU, CPU o drivers actuales. Las reviews de hace 18 años, cuando se lanzó el juego en PC, hablaban de problemas de compatibilidad con tantas tarjetas gráficas que básicamente nadie podía jugar tranquilamente sin toparse con cierres inesperados.

Este port imaginamos que solo vino a solucionar esto porque eso es lo que ha hecho, todo lo demás ha quedado intacto. Hablamos del trabajo de Kojima Productions y Konami, pero también Sucess, la empresa encargada del port para PC en 2002. De esta manera, una PC moderna ahora puede correrlo sin temor a que su PC, por muy buena que sea, no pueda manejarlo y deba cerrar la aplicación.

La importancia de los controles

Por lo demás solo hay problemas, unos menores como que algunas cinemáticas hacen que los personajes se vuelvan de color negro (todo su cuerpo y ropa por completo) cuando se enfocan planos muy cercanos. Y otros más graves como el mapeado de controles, una persona experimentada puede pasar fácilmente 30 minutos o más intentando conseguir la configuración adecuada y puede que hasta los impacientes opten por rendirse y buscar soluciones online.

Olga y Snake tomaron un color negro por un par de segundos.

El mapeado de controles es terrible como en 2002, GOG ofrece la configuración por separado, debes darle click a las opciones del juego en el cliente y clickear “configuración de aplicación”. Allí podemos mejorar la resolución, la calidad del sonido y otros efectos gráficos que prácticamente todos tendrán al máximo por lo antiguo que es el juego. También allí está la configuración de los botones y ahí empiezan los problemas.

Este Metal Gear fue el primero en dejar que Snake apuntara en primera persona, sin embargo, no es un shooter y tiene sus limitaciones de movimiento. En este caso para apuntar necesitas apretar triángulo o Y y luego presionar Start o Menú para pasar al modo primera persona. Ahora bien, necesitas mantener presionados ambos botones para apuntar con el sitck izquierdo, no es misión imposible pero no se nos ocurren maneras más incómodas de apuntar.

Deberás configurar aquí los botones.

Al hacer caso omiso del stick derecho y de los gatillos (L2 y R2) todo se complica bastante, por lo que los controles nativos elegidos para esta versión te pueden arruinar el juego perfectamente. Puedes pasar el juego sin usar la primera persona, pero te pierdes de mucho, sobre todo de la posibilidad de apuntar a algo que no está directamente en frente de Snake.

Puedes remapear los botones pero no puedes hacerlo con el juego corriendo al mismo tiempo, además, la configuración solo ofrece referencias como “botón 1” y “botón 2”, no hay referencias a “A”, “B” o “triángulo” y “cuadrado”. Por lo que todo se resumen a un ensayo y error, abrir el juego, saltar las cinemáticas, probar los botones, no sentirte satisfecho y volver a intentarlo.

Es un error de bulto porque el proceso es tedioso y, aunque en su momento los controles tuvieran sentido, en 2020 ya no y la falta de actualización para esto es otra muestra de la poca atención que tuvo el port, tanto el del 2002 como este que solo lo adapta a las PCs actuales.

Arreglos de terceros

Obviamente la parte más positiva de esta versión es que desaparecieron los problemas de compatibilidad, por lo que el título corre bien. Pudimos probar el juego en una PC de gama media, la que ya mencionamos, y en una laptop de gama baja con una 1050 de NVIDIA que aguantó bien todas las animaciones y cinemáticas.

La otra buena noticia son las modificaciones de la comunidad. Hay dos esenciales: V’s FIX y Xpadder. El primero soluciona bugs y nos da mejores opciones de gráficos, y el segundo nos deja usar una configuración predeterminada para controles modernos que nos soluciona todos los problemas de configuración de botones que mencionamos.

De igual manera, hay que seguir instrucciones para que todo funcione e incluso el V’s FIX puede fallar. Por eso, la conclusión es que este port roza el raspado, soluciona problemas de compatibilidad antiguos pero no aporta nada que nos haga la vida más fácil ni considera que el título ha envejecido mal en algunos aspectos.

El siguiente video es de 45 minutos y muestra el juego corriendo a 60 fps y 1080p con el programa Xpadder proveyendo la solución para los controles, el problema más grave. Este video no incluye el V’s Fix porque el mod nos dio problemas, pero celebramos que no necesitamos de él para solucionar problemas de compatibilidad.

Puntuaciones

De esta manera vamos al veredicto final para cada título:

Metal Gear: 9/10

Metal Gear es claramente el que se lleva la mejor parte, no da problemas y de la nada se convierte en la mejor manera para jugar el primer Metal Gear de la historia de esta industria. La saga es mítica por lo que empezar por aquí es recomendable (a menos que quieras jugarlos en su cronología interna). El port obtiene un 9/10 y poco más hay que agregar.

Metal Gear Solid 1: 8/10

Por su parte, Metal Gear Solid se lleva un 8/10 en su clasificación como port. Tiene problemas con los controles pero pocos botones son suficientes para realizar todas las acciones por lo que cumple en este aspecto. La resolución es mayor que la de PS One y sus ports en consolas posteriores y se ve ligeramente mejor ya que realmente puede ocupar toda la pantalla de un monitor actual. Por otro lado, la interfaz del port no hace honor al juego, pero interfiere poco por lo que el port está aprobado, es una manera bastante buena de jugar Metal Gear Solid 1.

Metal Gear Solid 2: 6/10

El segundo Solid se lleva la peor parte, necesitas de mods y software de terceros para jugar bien y no se sostiene por sí mismo a menos que quieras pasar un rato configurando botones. Ciertamente GOG advierte que los controles de Xbox no tienen soporte para los gatillos L2 y R2, ni soporte para controles de Sony, pero esto configura una gran parte de la población de jugadores de PC, así que pulgar abajo.

Sin embargo, la resolución es tanta como puedas permitirte y no tuvimos errores ni cierres inesperados. Además incluye mucho contenido, como las misiones de Snake (no canónicas) y más de 300 misiones VR, por lo que se lleva un 6/10. Un simple software que detectara nuestro control y nos permitiera configurarlo a nuestro gusto sin tener que abrir y cerrar el juego le hubiese ganado muchos puntos a esta edición, pero no pudo ser.

Por último, recordamos que estos títulos son los tres muy importantes para la historia del gaming, principalmente los Solid cambiaron la industria y el cómo se narra, Hideo Kojima aún vive de este legado por lo que su indispensabilidad puede que les suba puntos bajo un juicio estrictamente personal.

Dicho esto y para finalizar, también se siente como un deber recordarles que estos títulos están disponibles en PlayStation 2, PlayStation 3, Xbox 360, Xbox One y próximamente Xbox Series S y X gracias a la retrocompatibilidad. En estas plataformas la versión de Metal Gear es idéntica a la analizada acá, la de Metal Gear Solid 1 es igual sin la posibilidad de reescalar la resolución y que la versión de Metal Gear Solid 2 es superior por la configuración de botones más intuitiva.

Esta review se hizo con copias facilitadas por GOG.