Empiezan a levantarse los embargos de publicaciones y a darse a conocer los detalles reales de la Xbox Series X a pocos días de su estreno.

La nueva consola de Microsoft ya fue analizada por diversos miembros de alto relieve de la prensa especializada, quienes han dado a conocer sus primeras impresiones con respecto al sistema de nueva generación.

Es importante tener en cuenta (y son muy sinceros al dejarlo en claro) que las versiones de Series X que recibieron es una versión anticipada que no está 100% terminada, un modelo de pruebas.

Del mismo modo, en estas pruebas no hay juegos específicos para la Xbox Series X, sino que se utilizaron títulos de Xbox One como ejemplo, por lo que estos datos vienen con ese detalle en su análisis.

Velocidad es el nombre del juego

Desde que se empezaron a asomar las intenciones de crear nuevas consolas, la principal observación que hicieron las compañías era hacer a las consolas más rápidas que las de la actual generación.

El reducir el tiempo de carga, inicio y guardado a milisegundos era una meta plantada de parte de los departamentos tecnológicos. Y estas primeras impresiones afirman que este ha sido el principal logro en este caso.

Xbox Series X no tiene tiempos de espera, la consola inicia de inmediato, el guardado de juegos es casi instantáneo. Pero es la carga rápida la que más llama la atención, al permitirnos saltar de un juego a otro en unos pocos segundos, retomando la acción donde la dejamos.

Esta característica habla de la comodidad del jugador como objetivo principal de este sistema. Menos tiempo de espera y más tiempo de juego es un movimiento ganador en todo sentido.

Fluidez sin avances

Como era de esperarse, los juegos de mayor demanda de la generación actual son pan comido para la nueva generación de Xbox. Sin saltos de frames, los juegos se pueden ver mucho más fluidos y sin ningún inconveniente para correr al máximo de sus capacidades.

Sin embargo, hasta los momentos, los juegos no pueden ofrecer más de sus capacidades máximas, considerando que estos títulos no han recibido la optimización a Series X que les corresponde, sino que son casos de retrocompatibilidad.

Esta llega aparentemente a toda la familia de juegos Xbox, con ejemplos de títulos de Xbox360 corriendo en la nueva plataforma, mientras que otros no tienen tanta suerte.

Hardware bajo la lupa

Una de las características más criticadas de la nueva serie de consolas de Microsoft es su diseño. Mientras que muchos alaban su simplicidad, otros se han llevado las manos a la cabeza cuando ven el producto final.

El extraño monolito negro con parrilla verde recibió alabanzas en estas reseñas, al recibir expresiones como “se mezcla muy bien con la habitación y dejas de notarlo” o “no es tan grande y molesto como parecía”.

La consola exige estar parada, pero si permite tenerla acostada si esa es la preferencia del usuario, con la salvedad de que haya espacio a su alrededor para que pueda respirar. Afortunadamente, la versión utilizada no parece hacer ruido al funcionar, aunque todavía es muy pronto para celebrar este aspecto.

Resultado preliminar

Según los datos que se presentan, la Xbox Series X es un paso gigante en el manejo de las expectativas que se tienen con los videojuegos de cara al futuro.

Su máximo beneficio está en las posibilidades de eliminar los tiempos de espera prácticamente por completo, otorgando más tiempo de juego sin pausas para cargar y con saltos rápidos entre juegos que mantienen al jugador enfocado.

La mejora en la fluidez de juego es sustancial y fácilmente perceptible, especialmente en la comparación con Xbox One X, donde se perdían frames en juegos de alta exigencia, y Series X los corría a la perfección.

Esa sensación renovada de jugar sin pausas es su ventaja principal, pero que viene con el gigantesco asterisco de estas pruebas. Nada de alto valor noticioso fue puesto bajo prueba en esta oportunidad.

Una demostración de como corren Final Fantasy XV, Red Dead Redemption 2 o Control no es la exposición más indicada de lo que han dicho que la nueva generación de consolas es capaz de hacer. Por lo tanto, no es una prueba que consiga demostrar lo que estaban buscando.

¿Qué opinas de las primeras impresiones de Xbox Series X? ¿Te motivan a comprar la consola? Cuéntanos tus opiniones en los comentarios.