En este año tan complicado y sin precedentes para prácticamente todo el mundo el entretenimiento videojueguil ha sido más que nunca un escape, cada mes ha tenido su propio encanto y, a pesar de que ha sido un mal año para los AAAs debido a los retrasos, los juegos indies han representado a la industria sin desentonar, y entre estos destaca Among Us.

Sí, ese videojuego que probablemente escuchaste primero de tu amigo el jugador casual antes que de tu propia investigación o los medios especializados. La hasta ahora desconocida desarrolladora Innersloth diseñó Among Us, un juego de opera espacial en donde encarnamos a un tripulante de una nave compuesta por al menos 10 miembros y entre los que uno puede haber de uno a tres impostores asesinos.

En algún momento muchos estuvimos así.

¿Cómo se juega Among Us?

La meta es descubrir quién o quiénes son los impostores y sacarlos de la nave, como alternativa podemos completar las tareas de mantenimiento en la nave. Si todos lo hacen el impostor pierde pero, ojo, este puede ganar si mata 6 de los 9 tripulantes y para complicar las cosas puede sabotear las tareas ajenas.

Ver un cuerpo nos permite “pausar” el juego y obligar a todos a una reunión para discutir y votar para determinar a quién sacar de la nave, la democracia en su máximo esplendor. Sacar al impostor acaba la partida, pero si sacas a un tripulante, ahora tienes menos posibilidades de completar las tareas y el impostor tiene un tipo menos del que preocuparse, un testigo menos. Por lo que estamos ante un juego de sospecha y mentira en donde la mecánica principal es la comunicación verbal escrita u oral si tienes micrófono.

Among Us no era ni mucho menos un fracaso antes de todo esto, pero se podría que ha renacido entre sus cenizas ya que se lanzó en 2018 y, según estimaciones de Sensor Tower, tuvo menos de 1000 descargas en sus primeras semanas y ese ritmo se mantuvo por un buen tiempo hasta que en 2019 tuvo cierto nivel de popularidad que no se mantuvo más de un mes. No obstante, en agosto del 2020 Innersloth vio como su juego olvidado se había descargado 40 millones de veces en solo dos semanas.

Este nuevo best seller incluso le quitó el puesto de moda a Fall Guys y, como curiosidad, hay que decir que comparten muchas similitudes en el diseño de sus personajes, unas figuras humanoides en forma de habichuelas de colores que pueden personalizarse hasta cierto punto. Pero ¿Cuáles son las razones del éxito repentino de Among Us? Intentaremos darle respuesta a esta gran sorpresa que nos ha traído la industria en agosto e indagamos sobre si futuro.

Tu tarea como impostor es matar a todos.

Del otro lado de la cámara

Muchos han querido responsabilizar a los streamers y creadores de contenido en general como los grandes causantes de que el juego esté en el punto en el que está. Y no les falta razón, no son pocas las evidencias que demuestran que estas personas son realmente influencers, solo hace falta que un streamer popular juegue algo por unos días para que el conteo de jugadores de ese título aumente considerablemente.

De hecho, la comunidad hispana ha visto como sus streamers favoritos se han volcado de lleno al juego de Innersloth, creadores con millones de suscriptores como Ibai, Auron o Willyrex o Rubius han organizado partidas entre ellos y otros streamers, y verlos interactuando ha sido una de las mejores experiencias para muchos fans.

Las animaciones de HornsTromp son esenciales para entender los chistes internos de la comunidad hispana de Among Us.

Incluso hemos visto a futbolistas reconocidos como Sergio Agüero o Thibaut Courtois jugar con estos streamers y pasárselo bien. Ver a grandes personalidades hacer algo que se ve divertido en seguida llena a la imitación y si hay más de 80.000 personas viéndote, superando a Ninja jugando Fortnite, puedes esperar que al menos la mitad descargue o ya esté jugando a Among Us.

Más que el apoyo humano

De acuerdo con PCgamer, el streamer SR_Kaif_ fue uno de los primeros en jugar Among Us a gran escala. El creador tiene 136,000 seguidores en Twitch y estuvo jugando de manera consistente en julio ante una audiencia de 2000 personas. Ya era un gran salto para el juego que apenas tenía 100 views mensuales antes de julio. Pronto se unirían AdmiralBulldog y Singsing con 700.000 y 600.000 seguidores respectivamente, haciendo el juego un poco más popular.

El boca a boca llevó al juego a tipos con números de seguidores más grandes como Sodapoppin y xQC y aquí el “mal” ya estaba hecho. Estos streamers buscaron la manera de jugar con más streamers a través de Discord y redescubrieron que las transmisiones en grupo son un éxito en Twitch, sobre todo si los otros también son famosos.

Los picos de vievers suben de manera impresionante en septiembre (Imagen cortesía: sullygnome.com)

Más allá del apoyo de Twitch

Pero los que estamos siguiendo streamers y YouTubers desde hace años sabemos que tampoco es tan fácil como jugar algo y dar la tarea patrocinada por hecha. Tampoco son pocos los que reciben un pago para promocionar un juego y no todo el tiempo es un Among Us, a veces tel juego patrocinado no despega y más bien pasa muy debajo de la mesa.

Por lo que también hace falta que el juego sea divertido, pero sobre todo que haya autenticidad en la reacción del streamer. Y Among Us es perfecto en ese sentido ya que la jugabilidad en sí misma no se centra en ser muy rápido, tener buenas reacciones o siquiera ser habilidoso, sino en la inteligencia emocional de cada jugador, una virtud que pocas veces brilla en los videojuegos.

Saber mentir es esencial para ser un buen impostor.

Y es que ciertamente los creadores de contenido catapultaron a la fama el juego, pero algo inicialmente los llevó a jugarlo y la razón que los llevó a probarlo es la verdadera causa del éxito y no los streamers en sí que sencillamente se han vuelto un gran micrófono que amplifica los que está sonando últimamente, emisoras de radio con una personalidad muy marcada.

Las inteligencia emocional como jugabilidad

Among Us proveyó una manera de ver a muchos creadores de contenido hacer cosas que normalmente no les vemos hacer, relacionarse, interactuar con otras personas y probablemente mentir, acusar y buscar culpables. En tiempos de pandemia la necesidad de interacciones sociales se volvió algo normal, el internet y los juegos incluidos se volvieron la única manera de relacionarnos de alguna manera segura. De esta manera, ver a un streamer probar un juego que se centra en la interacción social grupal es la tormenta perfecta que atraerá a decenas de miles de viewers.

Y es que, aunque las tareas principales como tripulante en Among Us son bastante sencillas, el núcleo de toda la jugabilidad está en las reuniones de emergencia y reportes de cadáveres. Es allí cuando hay que discutir quién puede ser el asesino y comienzan las acusaciones, los engaños y las mentiras, un grupo puede perder toda confianza entre ellos rápidamente.

Las reuniones de emergencia es la mejor parte.

Además, como las habilidades de los personajes no son una acción fija sino que están determinadas por la personalidad de cada jugador estamos ante un juego que ofrece una experiencia distinta en cada partida. Hay buenos mentirosos, como los hay malos que prefieren hacer silencio, aunque también hay quien hace silencio para no parecer culpable, cada partida puede ser distinta y más en grupos de jugadores aleatorios.

La pandemia como principio y fin

De esta manera, una pandemia que nos confinó a todos fue el caldo de cultivo para una búsqueda de interacción social en los videojuegos, una que algunos creadores están dispuestos a transmitir. Luego Among Us hizo su trabajo, expuso la personalidad de cada quien como jugabilidad, y ofreció una experiencia fresca distinta para ver y posteriormente para jugar debido a su accesibilidad.

Hablamos de un juego que es gratis con soporte en español, inglés, portugués y ruso que está disponible en móviles y que cuesta 5 dólares en Steam (menos que eso en Latinoamérica), además, cualquier dispositivo móvil de los últimos cinco años puede correr el título, al igual que cualquier PC de hace 15. Y ahora estamos ante un juego con más de 60 millones de descargas entre julio y septiembre.

Más del 90% de las reseñas son positivas y todas se hicieron entre julio y septiembre.

En cuanto al dinero no ha generado tanto, “solo” 3.2 millones de dólares en ese período, y es que las skins son baratas, así como el derecho a quitar la publicidad en dispositivos móviles que representa la comprá más repetida por los jugadores, según Sensor Tower.

La industria impredecible

Y ¿Qué pasará con Among Us? pues la verdad es que estamos ante una incógnita muy grande, el estudio compuesto por tres personas anunció una secuela que poco después fue cancelada. Innersloth quiere centrarse en el juego que ya es popular antes de lanzar una secuela, planean mejorar el código, lanzar nuevas skins y mapas, así como dar soporte a otros idiomas.

Todo parece pintar bien para el estudio, aunque hay un problema: esta industria va muy rápido. Hemos visto como Fall Guys ha pasado de lo más alto a estar peligrosamente olvidado, Mediatonic no estaba preparada para el éxito y muchos echan en falta una segunda temporada, algo que podría volver a pasar perfectamente si otro indie resurge de sus cenizas.

Y hablando de eso, Among Us no tiene estas mecánicas de juego como servicio, ni pases de temporada ni nada por el estilo. El título está muy cerca de los juegos clásicos en los que jugabas sin buscar recompensas, solo divertirte y, aunque esos eran mejores tiempos, también eran días en los que los títulos se olvidaban rápido y no generaban tanto dinero.

No da la impresión de que Innersloth pueda reaccionar suficientemente rápido como para ofrecer nuevo contenido antes de que la tormenta de popularidad se calme, pero ¿Quién sabe? la pandemia y el confinamiento tampoco están cerca de acabarse y esta industria no ha dejado de sorprendernos este año en el que se ha reinventado una y mil veces con tal de mantener los engranajes girando.

Escribir un comentario