Esta semana se han comenzado a mostrar las primeras impresiones de Watch Dogs Legion en diversos portales de crítica especializada.

En la mayoría de los casos podremos ver videos y artículos muy detallados sobre el trabajo que se realizó en la elaboración de esta producción que, en su momento, fue una de las más anticipadas.

Pero los méritos técnicos que pueda ofrecer esta obra son irrelevantes, dado que se trata de Ubisoft, una compañía que insiste en su intención de barrer la basura bajo la alfombra tras un año marcado por las revelaciones de su situación interna.

Tras el pasado evento Ubisoft Forward, el presidente de la compañía Yves Guillemot presentó una disculpa pública de unos pocos minutos en donde tocó de manera muy corporativa la situación que se llevó por delante a miembros importantes del estudio.

Desde su amigo de más de 20 años Serge Hascoet, pasando por nombres como Tommy Francois, Ashraf Ismail o Maxime Beland y, más recientemente, Michel Ancel. Este último destaca entre el resto, tras una reciente publicación donde niega ser parte del ambiente tóxico de Ubisoft.

Esta situación está nuevamente cubierta con estrenos de tráileres y embargos de reseñas de Watch Dogs Legion para que los titulares no continúen la cobertura del caso de la compañía francesa.

¿Qué tiene que ver Watch Dogs Legion?

Como en toda comunidad que ve como un ente popular es expuesto por delitos, existe el grupo de personas que insisten en “separar al artista del arte” y juzgar al título en sus valores reales.

Es acá donde la situación parece encontrarse con un muro de ironía pura. Watch Dogs Legion es un juego donde una corporación toma el control de Londres y corresponde a los ciudadanos el hacerla añicos, a través del ciberterrorismo y la insurgencia, por sus andanzas corruptas.

El producto de Ubisoft es un videojuego en donde luchas contra las corporaciones por ser malvadas y corruptas, mientras que en su departamento de relaciones públicas (que fuera dirigido por Stone Chin, quien también fue acusado de abuso sexual) insisten en que todo está bien porque las “manzanas podridas” están fuera.

El pasado viernes, el portal Kotaku publicó un estudio de investigación en donde se develó el promedio de 1 de cada 4 empleados de Ubisoft ha experimentado situaciones de abuso, y estamos hablando de una compañía de más de 19.000 empleados en todo el mundo.

Escribir un comentario