Diferentes personajes de StarCraft II reunidos en una mesa redonda

El final de Starcraft II ya está en el horizonte. Blizzard anunció de manera oficial que no habrá nuevos contenidos para su icónico título.

A través de su blog oficial, la compañía de California expresó que, tras haber brindado contenido renovado hasta 10 años después de su estreno, no habrá nuevas actualizaciones de contenido para este juego.

Afortunadamente para muchos, esto no quiere decir el final de su soporte, dado que mantendrán su política de ajustes y control de juegos de larga data. Todo esto en concordancia de los acuerdos ya establecidos en términos de Esports.

Lo más interesante es el comentario del productor ejecutivo de la compañía Rob Bridenbecker, responsable del comunicado, explicó que que esta situación permitirá al equipo enfocarse en el futuro dentro de la franquicia de StarCraft.

Esta es una ráfaga de esperanza, tras muchos años de dar por acabada la idea de que Blizzard mantendría con vida a esta serie, en especial tras las dificultades que han plagado a la compañía.

Torpezas que se acumulan

Como se ha mencionado anteriormente, el mundo de Blizzard se vino abajo en muchos niveles debido a la desafortunada situación de BlizzCon 2018. Una avalancha que inició con una bola de nieve llamada Diablo: Immortal.

Pero, ¿qué tiene que ver eso con el final de StarCraft II? La exigencia de aficionados por el desarrollo de una nueva edición real de la serie Diablo llevó a Blizzard a tomar una decisión ejecutiva en perjuicio de sus marcas menos populares.

Heroes of the Storm se llevó el peor golpe al perder toda su división de Esports de un golpe, pero StarCraft II perdería parte de su staff de desarrollo, al ser reconducido para trabajar en lo que sería Diablo 4, así como el descarte de un nuevo juego para esta franquicia.

¿Crees que Blizzard diseñará un nuevo StarCraft en el futuro? Déjanos tu opinión en los comentarios.