Mark Hamill en 'The Last Jedi'

Gracias a un nuevo libro publicado por Pablo Hidalgo para Lucasfilm, ‘Star Wars: Fascinating Facts: Story, Lore & History From The Greatest Galaxy’, podemos saber que los planes de George Lucas también incluían matar a Luke Skywalker en el Episodio VIII, que todos conocemos como ‘The Last Jedi’.

De acuerdo con lo que afirma Hidalgo en su libro, desde mucho antes de que desarrollaran ‘The Last Jedi’, Lucas también veía que la muerte de Skywalker sucediera en el Episodio VIII. Pero, ¿por qué es tan maravilloso recalcarlo? 

Quienes vieron ‘The Last Jedi’ de Rian Johnson reconocerán que la cinta estuvo rodeada de muchas críticas por parte de la fiel fanaticada de la franquicia. En primer lugar, por la muerte del icónico personaje de Mark Hamill, sin embargo, el libro de Hidalgo revela que Johnson no dirigió una visión muy distinta a la que tuvo Lucas en su momento. 

En los “planes” de Lucas, Luke Skywalker se convierte “en un recluso, retirado en un espacio muy oscuro y necesitaba apartarse de la desesperación”. Entendiendo eso, los planes de Johnson para el rol de Hamill, como un “viejo retirado” en las afueras de la galaxia, no fueron tan alocados.

Si bien no creemos que conociendo esto ‘The Last Jedi’ deje de ser controvertido, ni tampoco consideramos que los fanáticos se retractarán por las críticas al director de la cinta, Johnson puede permanecer tranquilo al saber que su visión estaba en línea con la del gran padre de ‘Star Wars’. 

Mark Hamill sacude su hombro en 'The Last Jedi'

En última instancia, los fanáticos deben entender que aún si Lucas hubiera estado al frente del Episodio 8, Luke igual hubiese muerto en ese momento, y no en la novena entrega como algunos pretendían. 

Sin embargo, estas afirmaciones del libro de Hidalgo resultan contradictorias a las declaraciones de Hamill, quien ha asegurado en otras oportunidades que los planes de Lucas no incluían matar a Luke sino hasta el episodio final. 

Sea quien sea el que tenga la razón, el hecho es que Luke Skywalker está muerto, y hubiera pasado así de cualquier forma. Por otro lado, el libro de Hidalgo también asegura que el personaje de Daisy Ridley tendría otro nombre distinto a Rey. 

Mientras que J.J. Abrams se refería a la nueva Jedi como Kira, Lucas planeaba llamarla Taryn, Theo o Winkie, y no era una mujer adulta, sino una niña de 14 años. Sin duda alguna, con una pequeña de esa edad el romance entre su personaje y el de Adam Driver no hubiera podido ser, al menos no cómo ocurrió. 

Definitivamente, este nuevo libro nos deja con más preguntas que respuestas, y con una mente llena de “qué hubiera pasado si”. Quizás Disney ya tenga un plan para tomar los puntos del libro y rehacer historias por medio de reboot o remakes, todo para mantener el espíritu de la Fuerza vivo.