Portada de Manhunt en la que destaca el protagonista con una misteriosa máscara de color blanco

Hace diecisiete años salió ‘Manhunt’, un videojuego sangriento de Rockstar Games repleto de ejecuciones creado por un estudio caracterizado por la polémicas a lo largo de los años, pero también de logros como lo es Rockstar Games.

Con toda su sombría carga y el conflicto generado por una violencia extrema, ‘Manhunt’ se ubicó en el lugar que ocupan los títulos de culto. Rockstar Games ya venia de saborear las mieles del éxito con ‘Grand Theft Auto: Vice City’, y el lanzamiento de ‘Manhunt’ fue una apuesta extraña.

Apenas salió ‘Manhunt’ se constituyó en un juego controvertido por su brutal violencia al mejor estilo de las películas snuff. Cuando se anunció su llegada a la PlayStation Store, le antecedía una pésima fama que paradójicamente, le sirvió también de publicidad.

Aquí no se encontrarán con demonios ni personajes míticos, pues serán los jugadores quienes midan sus propias capacidades de violencia. Su argumento original fue toda una novedad que involucró aspectos sórdidos como tomar a la familia del protagonista como rehenes.

Hombre levantando un hacha contra otro hombre tirado en el piso

Una trama retorcida para la época

‘Manhunt’ salió en el 2003 y traducido literalmente significa “cacería humana” y nunca un título hizo tanto honor al contenido de un juego.

Con una jugabilidad en tercera persona, ‘Manhunt’ combina elementos de terror y sigilo para ponernos en la piel del protagonista James, un personaje con un pasado sórdido. Inmerso en situaciones peligrosas y perversas, tratará de escapar al precio que sea, incluyendo el crimen.

El reo James es condenado a muerte y a última hora lo salva misteriosamente un tipo que se hace llamar “El Director”. Pero esta salvación tiene un precio y será liquidar las bandas asesinas que habitan en un barrio llamado Carcer City.

Es aquí cuando ‘Manhunt’ da comienzo a su célebre sumario de sangrientas ejecuciones y para justificar las sórdidas escenas, utiliza la truculencia de la trama. Y nada mejor que decir que el misterioso Director desea grabar una película de snuff, videos sangrientos que muestra crímenes en toda su perturbadora crudeza. Para ello utilizará al reo James.

Hoy en día existen tramas más perturbadoras pero para 2003 fue considerada bastante infernal, por decir lo menos.

Un hombre colocado en una cama con los brazos abiertos por dos hombres de aspecto siniestro.

Escenas reales y con acordes

Otra novedad para la época fue que los movimientos de los personajes en el juego, fueron capturados de actores reales, lo que ayudó en el tétrico realismo de las escenas. Aunque un punto negativo fue que estos estaban mal modelados lo que llevó a que fueran considerados mediocres.

Los entornos de ‘Manhunt’ fue otro acierto de la desarrolladora, ya que cuidaron detalles de una ciudad tétrica aunque con algunos detalles perfectamente justificados para la época.

Pero si hay algo donde se lucieron fue en su banda sonora, la cual supo mezclar los acordes que originan esa atmósfera de agobio y tensión. Algo no fácil de acertar aún con la tecnología moderna.

Y llegamos finalmente al centro de la tétrica trama: las ejecuciones brutales que llenaban de escalofríos por su extrema violencia. Dicen que en la variedad está el gusto y este axioma fue aplicado a la perfección en las ejecuciones y ello se demuestra en la infinita variedad para ejecutar a los enemigos.

Con una gran variedad de armas, eran utilizadas con todo el realismo necesario para causar la muerte. Desde una bolsa de plástico para asfixiar, pasando por bates, cuerdas y cuchillos, concluía con una sierra al mejor estilo de la película La Matanza de Texas.

Si bien ya habían salido otros juegos considerados violentos y sangrientos como ‘Mortal Kombat’ y ‘Carmaggedon’, se notaba en ellos una violencia ficticia, muy distinta a la habida en ‘Manhunt’.

Un hombre ahorcando a otro con una cuerda u con una capucha.

‘Manhunt’ un videojuego sangriento muy polémico

Pasados cuatro años, llegó en el 2007 ‘Manhunt 2’ y aunque no continuó la historia del mismo reo James de la primera entrega, el personaje principal era igualmente sórdido y rapaz.

Siguiendo el mismo estilo del sigilo y survival horror, el personaje se oculta en las sombras para sorprender a sus enemigos y ejecutarlos. La diferencia radicó en que el jugador tenía una especie de medidor de sadismo, ya que mientras más sangrienta era la escena, más puntos obtenías.

Como es de suponer, para llegar a puntajes altos tenías que comportarte como un verdadero psicópata y esto fue el detonante legal a que se enfrentó Rockstar en el Reino Unido y Australia.

Hombre atacando con un bate a otro hombre de espaldas.

Imposibilidad de clasificarlo

Cuando el juego llego al Reino Unido, el organismo encargado de la clasificación se mostró muy tajante en su negativa para clasificarlo. Adujeron que el título estaba cargado de una violencia gratuita que no se justificaba en su tortuosa trama, pues las muertes eran por placer y sin objetivo.

A esto se le sumó la noticia de un asesinato cometido por un joven que dijo estar obsesionado con ‘Manhunt’, lo que originó más controversia. El organismo de clasificación exigió cortes y censuras de escenas para su admisión, a los que Rockstar accedió. Pero ni aún así lograron mitigar la violencia del juego.

A pesar del problema presentado, el título logró salir al mercado con una clasificación para mayores de 18 años llegando a las consolas PS2, Wii y la portátil PSP.

Hombre con un filoso cuhillo detrás de un personaje con una máscara.

Enemigos que atacaban a mansalva

El  juego no estuvo exento de fallas y una de ellas fue la IA, que variaba a extremos ilógicos. Una de las deficiencias más destacadas era que los enemigos lograban entrar en la zona de protección del jugador y lo eliminaban.

Salvo estos detalles, ”Manhunt” fue y sigue siendo un gran título que tuvo mucha violencia en la época equivocada y solo ello bastó para etiquetarlo.

Un hombre ahorcando a otro con un palo en Manhunt

La polémica continua

La polémica continúa pero no por ”Manhunt”, sino por el compendio de violencia que en general, abunda en casi todos los videojuegos. Muchos estudios aseguran un vínculo entre la violencia y los videojuegos, pero al final ninguna evidencia surgió.

Mas allá de la critica y de su contenido, ‘Manhunt’ fue y sigue siendo un excelente título para los amantes de su particular y oscuro género. Ocupa sin atisbo de dudas, su lugar en los clásicos de culto, pues supo combinar a la perfección lo sangriento con el survival horror.

Manchado por la polémica de su contenido, donde acechas a la victima como el mejor depredador, no le hizo mella el conflicto. Al contrario, le sirvió para darle la vuelta al mundo.

Aún así y hasta el día de hoy, Rockstar no pudo librarse de las críticas que aseguraron que sacrificó su jugabilidad para hacer énfasis en el género gore.

‘Manhunt’ es una joya que te pone en un dilema: decidir de qué lado estas y solo tienes dos opciones: lo amas o lo odias. Lo más oscuro es que termine gustando la manera más brutal para asesinar.

Esas tramas engancha a un público amante de los sombríos géneros de la violencia y el terror. Pero sin animo de aprobar o censurar el juego, son comprensibles los motivos que puedan tener aquellas personas para no tenerlo en sus bibliotecas.