Ejemplo de cómo el hacker afecta las partidas de Among Us con mensajes políticos y spam.

En otro giro surrealista de finales del 2020 varios jugadores de Among Us reportan que un hacker ha tomado posesión del juego y no permite disfrutar de ninguna partida a ninguna persona a nivel mundial. El hacker, que se identifica como Eris Loris, ha logrado afectar a miles de usuarios de manera indeterminada y básicamente impide a los jugadores poder escribir en l chat.

Una vez Loris entra a un lobby todos los jugadores se ven forzados a escribir “Suscribe to Eris Loris on YouTube (or i hack your device)”. El spam se vuelve insoportable con estos mensajes que también incluyen un servidor de Discord y frases como “TRUMP 2020”. Un jugador reportó lo sucedido en Reddit y poco después fueron muchos más.

Hacker político

Si Eris forma parte de la partida lo ideal es expulsarlo rápidamente, por ahora su método no logra “contagiar”, es decir que si él no está presente no hay problemas. Sin embargo, parece que está trabajando con bots (o con mucha ayuda) ya que muchos reportan que ha estado presente en demasiadas partidas al mismo tiempo.

Ok, who is Eris Loris? from AmongUs

InnerSloth anunció una actualización de emergencia en medio del caos y la confusión, pero realmente es un misterio lo que pueda suceder. El hacker amenazó con “hacer explotar” nuestros celulares y luego con robar nuestros datos y se desconoce si realmente pueda hacer esto último. Por si fuera poco, ha empezado a usar Twitter como método para burlarse de los desarrolladores por la última actualización requerida.

Como era de esperar el asunto ha tomado una cara política rápidamente, los mensajes de spam varían entre “TRUMP 2020” y “White Lives Matter”. Por lo que muchos ya relacionan al hacker con partidos políticos y otro tipo de instituciones. No hay realmente evidencia alguna de esto, pero Eris sí que se ha esforzado en remarcar su apoyo al actual presidente de Estados Unidos.

La industria entera observa como uno de los juegos más populares del mundo sufre de este ataque, y la incertidumbre reina. Sobre todo porque el estudio no está ni cerca de estar preparado para afrontar este problema y las posibles consecuencias legales que esto pueda tener.