Vault Boy sonríe de manera irónica.

Phil Spencer, jefe de la división de juegos de Microsoft, concedió una entrevista a Game Reactor en donde habló de la industria en general, el Xbox Game Pass, la monetización en los videojuegos y, de lo que todos quieren oír, los juegos de Bethesda.

Curiosamente esta es la primera vez que habla tan abiertamente del tema y fue justamente para recordarnos que Microsoft solo anunció la intención de adquirir Zenimax. Por ahora el trato no se ha cerrado, pero considera que el papeleo estará listo para los primeros meses del 2021 y ahí podrá hablar del tema.

Parte del catálogo que pronto será parte de Microsoft.

Paciencia burocrática

Y es que incluso Spencer reveló que no puede hablar de títulos, proyectos ni nada por el estilo ya que sería ilegal. Sus comentarios textuales fueron los siguientes:

“En primer lugar, me gustaría decir que no hemos adquirido ZeniMax. Hemos anunciado nuestra intención de adquirir ZeniMax. Está pasando por la aprobación regulatoria y no vemos ningún problema allí. Esperamos que a principios de 2021 se cierre el trato. Pero digo eso porque quiero que la gente sepa que no me voy a sentar con Todd Howard y Robert Altman para planificar su futuro. Debido a que actualmente no tengo permitido hacer eso, sería ilegal. Tu pregunta es completamente entrante, pero recibo muchas preguntas en este momento: ‘¿Este juego es exclusivo? ¿Es este juego exclusivo?’ Y en este momento, ese no es mi trabajo con respecto a ZeniMax. Mi trabajo no es sentarme y revisar su carpeta y dictar lo que sucede”.

Así que habrá que tener paciencia como siempre en esta industria. El mismo Spencer afirma que está seguro que el trato se cerrará sin problemas, pero es un proceso burocrático y largo que no le permite hablar de juegos.

Luego agregó que lo que espera es que, a largo plazo, todos los estudios de Zenimax hagan los mejores títulos posibles y reveló que llevan bastante tiempo hablando del tema con Todd Howard, director ejecutivo en Bethesda Softworks.

Esperamos detalles más concretos al respecto en 2021, cuando Spencer pueda hablar sin meterse en problemas.