La anticipada secuela de uno de los juegos de culto más recordados, Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2, tiene una nueva voz al mando.

La escritora Samanta Wallschlaeger se une al coterie de Hardsuit Labs, como escritora en jefe de su proyecto más importante, auspiciado por Paradox Interactive como distribuidora de este juego.

Esto marca al rostro del cambio de dirección de esta obra, tras la salida de tres piezas fundamentales para el desarrollo de la historia. Brian Mitsoda, Ka’ai Cluney y Cara Ellison salieron del proyecto por razones diversas que no se conocen del todo.

Wallschlaeger no es nueva en este ruedo. Con una carrera que abarca el haber sido guionista de Star Wars: The Old Republic y Mass Effect: Andromeda, además de su trabajo en cómics independientes, su llegada a esta historia puede ser decisiva.

Especialmente cuando se trata de cubrir un proyecto bastante avanzado en su realización como lo es Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 y teniendo que llenar los zapatos de un equipo asociado con la obra de culto en el pasado.

La Mascarada de nueva generación

La franquicia White Wolf y la pieza más popular de su universo World of Darkness apostará con fuerza a los videojuegos en la nueva generación de consolas.

Los recientes estrenos de Vampire The Masquerade: Coteries of New York y Shadows of New York son solamente el aperitivo para el sangriento banquete que se traen entre manos. No solamente con Bloodlines sino con el misterioso Swansong.

Los impactantes adelantos de la secuela del juego de 2004 y una historia completamente nueva que nos conducen al intrincado juego de política y control territorial de los vampiros, así como a su estricto sistema de clanes y jerarquías.

La principal diferencia puede ser el enfoque que tomemos en esta aventura, pero si algo destaca a Vampire: The Masquerade, es que la libertad de los inmortales esta llena de posibilidades.

Escribir un comentario