Logo de Starfield con el espacio al fondo y la luz del sol en la parte baja

Con todas las turbulencias por las que ha pasado Bethesda en los últimos años, es fácil olvidar que la hoy compañía de Microsoft tiene un proyecto pendiente.

Starfield volvió hoy a la conversación en la comunidad de jugadores, tras una entrevista concedida por Todd Howard para el canal de YouTube Develop: Brighton Conference. En una extensa conversación, el directivo mencionó los avances que se han hecho sobre este proyecto.

En primera instancia dejó bastante claro que su dirección en estos momentos está sujeta a retrasos a causa de la pandemia y el trabajo remoto. Sin embargo explicó las intenciones que se tiene con esta aventura espacial.

Su principal elemento habita en la creación de un mundo abierto sustancialmente más extenso que cualquiera que habían diseñado en el pasado. Más grande que Fallout 76, que a su vez es hasta 4 veces más grande que The Elder Scrolls V: Skyrim.

Esto con la intención de explotar al máximo el poder de las consolas de nueva generación, específicamente la Xbox Series X. Al estar enfocadas en una mayor capacidad de carga de assets, se pueden construir mundos enteros de un tamaño imposible para los estándares actuales.

Sin embargo, también dejó claro que el uso de su motor de juego también formaba parte de este proyecto. Manteniendo la confianza en uno de los temas más criticados y controversiales de Bethesda.

Considerado como un motor de juego anticuado y gran parte de los problemas de funcionamiento de Fallout 76, la idea de que persiste debería obligar a los fans de la compañía a tener las defensas altas.

Como detalle curioso, Howard se mostró un tanto incómodo al hablar sobre una proyección en cuanto a su estreno, al expresar que “no hablarían de Starfield por un tiempo”. Esto implica que apostarán por un estilo publicitario similar al de Cyberpunk 2077.