Una nueva mala noticia le cae a Ubisoft, al publicarse el código fuente de Watch Dogs: Legion en la red de la mano de hackers anónimos.

La reciente producción de la compañía francesa ha estado en la palestra en los últimos días, demostrando sus virtudes como videojuego en distintos portales de crítica especializada.

Del mismo modo, usuarios han compartido detalles sobre su gameplay y sus reacciones han sido variadas. Con valoraciones generalmente positivas y críticas a partes de su contenido que han llamado la atención, un ambiente predecible para un juego de Ubisoft.

Pero esta situación de seguridad de su código fuente coloca al juego en una situación completamente desventajosa. Al tratarse de un paquete de información de 560 GB, según reporta DSOGaming.

La información fue tomada de diversas fuentes, parte de los sistemas de Ubisoft y la parte más sustancial de su socia Crytek. La compañía alemana fue la fuente de más de 300 GB del archivo que ha aparecido en portales de juegos filtrados.

Se pueden asumir que toda esta información pirateada por hackers incluye elementos de seguridad y assets no utilizados de Watch Dogs: Legion con el que se darán un banquete los modders que lleguen a tener acceso a ellos.

Recordatorio de Ubisoft

Siempre es importante tener presente de quienes se trata cuando se está hablando de Ubisoft. La compañía que por más de dos décadas mantuvo a Serge Hascoet campar impune acosando sexualmente a su personal y creando una gigantesca cultura de abuso de autoridad que todavía persiste en la marca.

Recordemos que recientemente el portal Kotaku develó un estudio independiente de la compañía en la que 1 de cada 4 empleados ha sufrido acoso y abuso dentro de parte de sus superiores. Así como la búsqueda de querer barrer la basura bajo la alfombra y pretender que no hay problemas.

Nada de esto debe olvidarse.

Escribir un comentario