El viaje de Luke Skywalker tuvo uno de sus momentos definitivos en su entrenamiento con Yoda en el planeta Dagobah.

Parte esencial de Star Wars: The Empire Strikes Back, donde el aprendiz enfrenta uno de los desafíos más importantes en la Caverna del Mal. En este espacio, Luke enfrenta a una entidad milenaria que se alimenta de los usuarios de la fuerza que allí se presenten.

Yoda le advierte que «lo que verás adentro es lo que llevas contigo». Pero en el nuevo libro From a Certain Point of View: The Empire Strikes Back, se explica que este ser que habita la cueva aprende de cada persona que entra a su dominio.

Diversas publicaciones alternas a la Saga Skywalker han mencionado a esta caverna de manera muy general, con la revelación final de que Kylo Ren, obviamente, la destruyó por completo con su enorme poder.

Sin embargo, en la nueva novela se descubre que esta criatura no es imaginaria ni una representación de demonios internos de los que entren en la caverna, sino que se trata de un ser que se alimenta de la fuerza misma de quienes allí entran.

Utilizando sus propios demonios y su conocimiento aprendido, la criatura utiliza todo esto para proyectar los miedos más profundos de cada aspirante y maestro jedi. Una especie de simbiosis que la orden de caballeros han permitido extrañamente que perdure en el tiempo.

Según la obra, Yoda es el único que ha entrado más de una vez en este espacio, donde generaciones de aprendices han logrado enfrentar sus miedos o sucumbir a la Caverna del Mal, hasta su destrucción en los albores finales de la Saga Skywalker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *