Logo de Ubisoft.

Actualización: Los últimos reportes de la policía de Montreal revelan que no han conseguido ninguna amenaza dentro de las oficinas. Al parecer todo se debería a una broma de mal gusto o “Swatting”.

De acuerdo con Journal De Montreal una situación de rehenes estaría tomando lugar ahora mismo en las oficinas de Ubisoft en Montreal. Estas oficinas se ubican específicamente en la avenida Saint-Viateur en el barrio de Mile-End, una zona residencial en la que la policía ya se encuentra para lidiar con la situación.

Según algunos testigos del lugar, la policía ha pedido a todos que se refugien en sus casas y cierren ventanas y puertas hasta nuevo aviso. Por ahora solo se han compartido dos videos de transeúntes, solo duran unos segundos pero muestran a la policía formando un perímetro alrededor de las oficinas de Ubisoft.

Testigos y afectados

Una usuaria de Twitter reveló que su amiga trabaja desde casa para Ubisoft pero que la comunicación con su jefe y sus colegas se cortó de manera abrupta luego de que tuvieran que esconderse debajo de los escritorio.

Por su parte, Eric Pope, desarrollador de HyperScape ha estado subiendo fotos de la situación en los últimos minutos. El creativo revela que varios de los empleados se han escondido en el techo y otros han logrado escapar con ayuda de la policía.

Aparentemente muchos de los empleados se encontraban en la sala de conferencias con representantes de prensa cuando encapuchados entraron a la fuerza.

Pope también confirmó que se encontraba en comunicación con su equipo por la reunión de este viernes, pero todos cortaron la videollamada de manera repentina y desde entonces no ha podido establecer contacto con ningún empleado de las oficinas.

Journal de Montreal ha compartido un nuevo video de la situación grabado a través de un dron, en este podemos ver a al menos cincuenta personas en el techo de las oficinas. También se puede distinguir que han bloqueado la puerta de acceso a la azotea y que se intentan comunicar a través de sus celulares.

Actualización: Los últimos reportes de la policía de Montreal revelan que no han conseguido ninguna amenaza dentro de las oficinas. Al parecer todo se debería a una broma de mal gusto o “Swatting”.