Fanáticos del amor y el romance han encontrado en Kaguya-sama: Love is War un anime muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Si bien es cierto que existen otros animes de ese estilo, el que lleva el amor rudo y a dos protagonistas enfrentados, lo cierto es que no se trata de una norma en este género. La premisa de Kaguya-sama: Love is War nos presenta temas que son muy interesantes y nos mantienen atrapados en nuestros asientos. Pero, ¿qué es realmente lo que está ocurriendo en esta trama?

¡Todo vale en el amor y en la guerra! Dos genios. Dos cerebros. Dos corazones. Una batalla. ¡¿Quién declarará primero su amor?! Kaguya Shinomiya y Miyuki Shirogane son dos prodigios de gran inteligencia y quienes controlan el consejo de estudiantes de su prestigiosa academia, lo que las convierte en la crème de la crème de la élite. Pero claro, estar en la cima es algo que incluye una buena dosis de soledad como extra, y ambos acaban enamorándose el uno del otro. ¿El problema? Que ambos son demasiado orgullosos como para admitir que están enamorados, así que el primero que lo admita, ¡será el perdedor! Comienza su batalla diaria para intentar forzar al otro a declararse primero.

Kaguya-sama: Love is War nos habla sobre una batalla entre dos mentes brillantes en nombre del amor… aunque no de la manera más ortodoxa. Se trata de la historia romántica de Miyuki Shirogane y Kaguya Shinomiya, presidente y vicepresidente, respectivamente, del consejo estudiantil de la Academia Shuchiin. Y aunque los dos estudiantes sienten una atracción por el otro, ninguno de ellos confesará sus sentimientos… hasta que el otro lo haga primero.

Los personajes principales de Kaguya-sama Love is War
Los personajes principales de Kaguya-sama Love is War

Ya sea por vergüenza u orgullosos, los protagonistas terminan enfrentándose usando sus poderes intelectuales. ¿El objetivo? hacer que el otro confiese su amor primero, porque quien confiesa primero es el perdedor. Es un juego complicado mezclado con diversión y giros de trama impactantes que te permitirán disfrutar de un nuevo mundo de romance.

Si bien es cierto que esta clase de desarrollo no es lo normal, ¿existen otros animes de este estilo? Lo cierto es que sí. Y si te interesa descubrirlos, te invitamos a leer el siguiente listado:

Tsuredure Children (Tsurezure Chirudoren), de 2017

Este anime trata sobre las luchas de los adolescentes cuando se trata del amor. Especialmente de aquellos a quienes les resulta difícil expresar sus sentimientos. La sinopsis oficial es la siguiente:

Una historia dirigida a todos aquellos que como estudiantes sufrieron, lloraron, rieron o se ilusionaron con el amor. Tanto si el amor consigue abrirse paso como si no, las experiencias que surgen de él en la adolescencia son una parte importante de la juventud. Aquí cada personaje es su propio protagonista, y todo espectador encontrará alguno con el que identificarse.

Si bien no tiene una historia tan compleja como Kaguya-sama: Love is War, el anime es muy divertido, en especial para los adolescentes. Kaguya-sama: Love is War es más maduro en términos de su interacción, y juega con un factor psicológico que no tiene Tsuredure Children, pero es igualmente entretenido.

Special A (S.A.), de 2008

Si hay un anime que se parezca lo suficiente a Kaguya-sama: Love is War como para compararlo, es Special A. Incluso, siendo este 12 años más viejo. La sinopsis de este anime es la siguiente:

En la academia Hakunsenkan solo los mejores pertenecen a Special A. En este ambiente, Kei Takishima y Hikari Hanazono compiten por saber quién es el mejor (aunque la competencia solo le interesa a ella). Pero la vida les enseñará que no solo estudiar es importante. La amistad y el amor dará un toque picante a la historia de estos dos, junto a sus compañeros de Special A y otros personajes que irán apareciendo. Descubre por ti mismo si tu también eres una persona Special A.

Special A es considerado por muchos como uno de los animes de comedia romántica shoujo más inolvidables. Su animación es agradable a la vista y su banda sonora toca el corazón. Special A puede estar un poco anticuado en comparación a Kaguya-Sama: Love is War, pero su historia es atemporal.

Teasing Master Takagi-san (Karakai Jouzu no Takagi-san), de 2014

Comencemos con la premisa de este anime, pero no nos quedemos solo allí: “Cuanto más odias, más amas”. Quizás se trata de palabras fuertes, pero en el contexto de Karakai Jouzu no Takagi-san, son muy ciertas:

Nishikata es un estudiante de secundaria a quien su compañera y vecina en clase, Takagi-san, no deja de molestar y avergonzar en todo momento. Él intenta vengarse día tras día de ella, pero Takagi siempre parece ir un paso por delante. ¿Logrará hacer que sea ella la que se avergüence algún día? ¡La batalla de voluntades de juventud entre Nishikata y Takagi da comienzo!

Si bien es cierto que su premisa es mucho más directa que Kaguya-sama, Karakai Jouzu no Takagi-san es el tipo de espectáculo que te hace sonrojar. No es exactamente un anime romántico en toda regla. Sin embargo, este anime inspira un ambiente muy parecido a lo que sería el amor entre cachorros, como dos animalitos que juguetean entre ellos. En comparación, Karakai Jouzu no Takagi-sanes tan conmovedora como Kaguya-sama es intenso.

High Score Girl (Hai Sukoa Gāru), 2018

Hay dos cosas que, mezcladas, pueden convertirse en la receta para una increíble historia: La rivalidad entre parejas y la rivalidad por los videojuegos. Y de eso y mucho más está lleno High Score Girl:

La historia sigue a Yaguchi Haruo, un muchacho de sexto en el año 1991 y que vive para los videojuegos. No es popular en la escuela, no es guapo, no es divertido y ni siquiera es simpático. Lo único que se le dan bien, son los videojuegos. Un día, en una sala de juegos, se encuentra a Oono Akira, compañera de clase y que es linda, inteligente, lista y popular. Ambos jugarán a Street Fighter II, solo para que Haruo pierda muchas partidas seguidas contra la chica, la cual resulta ser invencible en cualquier juego. Akira comenzará a seguir a Haruo en todas sus visitas a los recreativos para pegarle palizas en todo juego existente, algo que al muchacho molestará bastante en un inicio… pero que acabará haciendo que forjen una extraña amistad.

High Score Girl nos cuenta una historia de amor agridulce inspirada en el amor por los videojuegos de la infancia. Street Fighter, Mortal Kombat, Virtua Fighter y Tekken; muchos de los clásicos de los 90 se encuentran en esta historia. Pero además se nos ofrece una relación inocente y linda entre un niño y una niña cuyas vidas están entrelazadas por su amor por los juegos.

Ouran High School Host Club (Ōran Kōkō Hosuto Kurabu), de 2006

El próximo y último anime no será una sorpresa para nadie, pero es uno que siempre vale la pena mencionar. Ouran High School Host Club es un anime que se ha convertido en leyenda por su increíble historia y personajes. Pero no podemos olvidar que la rivalidad entre Haruhi y Tamaki es una de las más legendarias:

A pesar de proceder de una familia humilde, Haruhi Fujioka estudia en el prestigioso y exclusivo instituto Ouran. Un día, mientras busca una sala donde poder estudiar con tranquilidad, rompe accidentalmente un carísimo jarrón que pertenece al misterioso y prácticamente desconocido club, es el “Host Club”, un club formado por 6 chicos guapísimos que se dedican a hacer compañía a las chicas que pagan por ello. Los miembros deciden que Haruhi trabajará en el club hasta que devuelva los ocho millones de yenes que valía el jarrón.

La amplia diferencia de estatus social entre Tamaki y Haruhi es la misma que la brecha entre Miyuki y Kaguya. Mientras que Tamaki es considerado prácticamente de la realeza, como lo es Kaguya, Haruhi es del pueblo, como Miyuki. Los disparatados enredos de los protagonistas principales en Kaguya-sama: Love is War se comparan muy bien con los del Club Ouran, por lo que esta es la recomendación más cercana y fiel que podemos ofrecerte.

Y tú, ¿consideras que hay mejores animes parecidos a Kaguya-sama: Love is War?

Escribir un comentario