Otro de los juegos actuales que dará el salto generacional en sus condiciones es Borderlands 3, mostrando sus cualidades en las nuevas consolas.

La obra de Gearbox sigue el camino que la gran mayoría de los juegos de alto presupuesto que están saltando a PlayStation 5 y Xbox Series X/S, al brindar características más elevadas en términos de resolución.

Los beneficios son los sospechosos habituales: 120 frames por segundo en resolución 1080p, extendiendo así la fluidez y la definición de esta aventura. Este tipo de ventajas buscan extender la vida útil del juego más allá de su tiempo programado.

Para ello si han logrado darle un giro a su salto generacional, al desarrollar más poder gráfico en su modo multijugador, manteniendose en 60 frames cosntantes, con picos más altos dependiendo del ritmo del juego.

Además, una modalidad de pantalla dividida en multijugador local de dos jugadores estará disponible en PS5 y Xbox Series X/S, una ventaja extra para los amantes de la acción en el mundo de Borderlands.

Fuera del radar

Tras su estreno en septiembre de 2019 y la publicación posterior de su hoja de ruta, Borderlands 3 se terminó hundiendo en el abismo de la normalidad como le ocurre a muchos juegos.

De su validez solamente quedan los detalles de la producción de su versión cinematográfica (cuyo estatus es desconocido) y las siempre descabelladas declaraciones que Randy Pitchford hace en redes sociales.

A pesar de que desde la junta de accionistas de Gearbox se le ha pedido que se modere, siempre tiene algo que decir en redes sociales. La nueva generación de consolas no es la excepción.

Para el líder de la compañía, según reporta Gamespot, el salto generacional es el más grande la historia, equivalente al salto entre el 2D y el 3D, debido al potencial que albergan la PS5 y Xbox Series X/S. Sin embargo, este cambio no será percibido en estos momentos, sino que todavía hace falta esperar a que este se de.

Escribir un comentario