Con el estreno de Super Mario 3D All-Stars, la expectativas por revivir títulos del ícono de Nintendo estaban por las nubes.

Marcando tres generaciones fundamentales para el personaje, la marca y el gaming en 3D en general, All-Stars reúne a lo mejor de lo mejor. Super Mario 64, Super Mario Sunshine y Super Mario Galaxy.

Cada uno ha sido fundamental y representativo a su manera dentro de la industria, Mario 64 es uno de los pilares indelebles de la historia del gaming, marcando el camino para el futuro de los títulos de plataformas en 3D.

Super Mario Galaxy, del mismo modo, es uno de los juegos más importantes de una de las consolas más exitosas de Nintendo, la Wii. Como parte de la revolución que causó esta consola en el mercado, Galaxy fue un título fundamental.

Pero en medio de este sandwich está Super Mario Sunshine, un referente de una de las consolas menos vendidas de la compañía japonesa, la Gamecube.

Presentado en la era del dominio de PlayStation 2 en el mundo del gaming, Sunshine era de hecho un juego bastante bueno que no recibió el aprecio popular en su momento sino con el paso del tiempo. Cosa que también ha ocurrido con esta remasterización.

Esto ha quedado claro con la actualización a la versión 1.1.0 de Super Mario 3D All-Stars, que ofrece nada menos que la posibilidad de utilizar un mando de Nintendo Gamecube para poder revivir la experiencia de Sunshine propiamente.

Según sus notas oficiales del parche, el poder revivir esta nostalgia tiene su costo. Se requiere el modo televisor de la Nintendo Switch (obviamente) y adquirir un adaptador especial para el controlador.

Es preciso recordar que este mando no es inalámbrico y que las conexiones de Nintendo nunca han sido universales. Un recordatorio de que la exclusividad y las decisiones de mantener un estilo siempre vuelven de una u otra forma.

Escribir un comentario