Logotipo ficcional de Dragon's Dogma II.

Hace unos días les contamos sobre la filtración en Capcom que terminó por revelar datos válidos de la compañía. El estudio japonés comentó que ya está trabajando con las autoridades para determinar su próxima acción pero las filtraciones siguen ocurriendo.

Ahora se ha filtrado una imagen que revela los planes de lanzamientos para los próximos 4 años. Hace unos días vinos los planes para el 2021 pero tenía varios nombres claves para algunos juegos, sin embargo, está imagen es mucho más formal.

Archivo de Capcom con sus proyectos.

Planes a largo plazo

Esta obviamente en japonés pero ya ha sido traducida por varios usuarios del foro de ResetEra y esto es lo encontrado.

  • Resident Evil Outrage – Q4 2021
  • Dragon’s Dogma 2 – Q2 2022
  • Street Fighter 6 – Q3 2022
  • Rockman (Mega Man in English) Match – Q3 2022
  • Residen Evil 4 Remake – Q4 2022
  • Onimusha New Work – Q4 2022
  • Monster Hunter 6 – Q2 2023
  • Biohazard Apocalypse – Q3 2023
  • Super Street Fighter 6 – Q4 2023
  • Final Fight Remake – Q2 2024
  • Power Stone Remake – Q3 2024
  • Ultra Street Fighter 6 – Q4 2024
  • Resident Evil Hank – Q4 2024

Como ven, Capcom tiene bien planes para varios títulos de Resident Evil de los cuales solo podemos especular ya que tienen nombres como “Hank” o “Apocalypse” en vez de números, lo que nos indica que todavía no tienen un título o nombre definitivo. Eso sí, hay otros más claros como Monster Hunter 6, Street Fighter 6, Rockman (Mega Man) o el inesperado Dragon’s Dogma 2.

De igual manera les recordamos que estos son solo planes y que, por muy reales que se vean, ahora Capcom puede cambiarlos debido a la filtración o que se retrasen debido a situaciones inesperadas. También tengamos en cuenta que son filtraciones de las que no conocemos el origen exacto, así que hay que tomar la información con pinzas.

Todos estos títulos parecen muy creíbles, pronto veremos una respuesta oficial de Capcom que nunca había sufrido algo así y que ahora está en manos de los hackers. Todo esto sin olvidar que los hackers también poseen datos personales de todos los empleados, aunque estos no se han filtrado por ahora.