Switch corriendo Breath of the Wild.

El tema de la piratería es uno de los más polémicos dentro de toda la industria de los videojuegos. Anteriormente, consolas como PS3 y Xbox 360 permitían que los usuarios hicieran algunas modificaciones que permitían correr juegos piratas. Nintendo nunca ha permitido este tipo de comportamientos y cuando ha detectado estas acciones ha emprendido acciones legales.

Ahora sabemos que la marca japonesa volvió a demandar a otro vendedor que modificaba consolas Nintendo Switch para permitir que corriera juegos piratas. Se trata del vendedor de Amazon Le Hoang Minh, quien vende un dispositivo de evasión llamado RCM Loader que permite que las personas corran este tipo de juegos no oficiales en sus consolas.

Con este dispositivo los usuarios pueden cargar firmware personalizado y software caseros, permitiendo que todos aquellos que lo deseen carguen juegos piratas sin ningún tipo de problemas ni ser detectados por Nintendo. La empresa decidió demandar a este vendedor, ya que considera que le está generando grandes pérdidas a nivel económico y porque violan las leyes anti piratería.

Un grupo de acciones que terminaron en una demanda

Antes de proceder con la demanda, Nintendo se contactó con el vendedor y le solicitó que eliminara el producto de Amazon. El vendedor decidió responder con una contrademanda que permitió que Amazon volviese a colocar su producto en línea, fue este el momento en el que Nintendo decidió demandarlo.

La demanda se presentó en Seattle y Nintendo lo acusa de dos cargos bastante contundentes, tráfico de dispositivos que violan las leyes de los Estados Unidos y por la contrademanda que ejerció el vendedor.

Nintendo es la marca que se ha mostrado más dispuesta a luchar en contra de la piratería en la industria de los videojuegos. En caso de salir victoriosa, la empresa debería recibir al menos dos millones de dólares por parte del demandado, así que se trata de un juicio que seguiremos desde PlayerOne.