La aventura de Smeagol en la guerra del anillo se acerca en The Lord of the Rings: Gollum y desde Daedalic Entertainment se preparan para llevarlo al límite.

Según un reporte de Altchar, hemos podido conocer que el estudio apuesta por utilizar las capacidades de la nueva generación a su favor. Como uno de los primeros juegos anunciados para los nuevos sistemas, esto era de esperarse.

El desarrollo de ray-tracing y 3D Audio estuvo en sus planes desde el inicio, siendo herramientas fundamentales para narrar la historia desde una perspectiva única. El director de publicidad de Daedalic, Jonas Husges, se manifestó al respecto.

“Las acciones de Gollum se harán más tangibles y podremos sentir sus dificultades en los movimientos cuando su resistencia se termina”.

Esto es en referencia al sistema háptico del mando DualSense de PlayStation 5, donde su vibración inteligente que responde al audio del juego permitirá sentir cada paso del hobbit caído en desgracia.

“¡Gollum! ¡Gollum!”

Dadas las particularidades del personaje, esta será una aventura enfocada en el sigilo y en evitar los peligros que la gran guerra entre las fuerzas de la luz y la sombra están luchando a nuestro alrededor.

La principal característica que se busca explorar es la dualidad de personalidades del protagonista, Smeagol explotará el lado más positivo y esperanzador del criatura corrompida por el Anillo Único.

Mientras que, si elegimos que Gollum sea la personalidad dominante, nuestra intención es la de hacernos con “el precioso” a toda costa. Para quienes no recuerdan, las decisiones de Gollum vienen sustentadas en su adicción al Anillo y redescubre su vieja persona, Smeagol, gracias a la piedad que le muestra Frodo, a pesar de las reservas que tiene Sam.

Llamándolo “maestro” por ser el portador del Anillo Único, Smeagol se muestra fiel a Frodo de una manera aparentemente sincera, que se quiebra en el momento en el que, para salvar su vida, Frodo lo entrega a las tropas de Gondor.

Gollum tomaría la determinación de devolver la traición a Frodo y Sam, dividiendolos en su viaje y guiándolos a una muerte segura. Fracasando en cada uno de sus intentos, Gollum ataca a Frodo y Sam en el Monte del Destino, ardiendo en las mismas llamas que su preciado tesoro.