Otro día, otra historia de Zack Snyder y de la “injusticia” que se le causó al “no respetar su visión” de Justice League y del DCEU.

El director que su productora insiste en llamar “visionario” afirmó que el diseño original de Steppenwolf que había planteado fue rechazado por Warner Bros. Según sus palabras para Screen Rant, se trataba de un diseño muy atemorizante para la audiencia en su opinión.

En consecuencia, el diseño final del villano de Apokolips fue una de las modificaciones que tendría la historia en su versión cinematográfica, tras la partida del director por razones personales. Sin embargo, este no fue el final del universo DC de Zack Snyder en lo más mínimo.

https://www.youtube.com/watch?v=XIOU_k4mwDw

Tras más de dos años del show de medios con respecto al Snydercut, el director finalmente podrá estrenar su versión ideal de Justice League. Una especie de bala de plata que justificaría todas las decisiones de los filmes de la marca que estuvieron bajo su mando.

A través de esta presión social y uso efectivo de redes sociales, además de la fidelidad de una afición bastante territorial, Warner Bros cedió a la presión y el SnyderCut será una realidad en 2021.

Un gasto repentino

Si algo caracterizó a todo el drama referente al SnyderCut, fue una gran inconsistencia sobre lo que realmente es este film. Es imposible definir si es una película completa sin editar, un compendio de escenas separadas o el mismo metraje original con extensiones de contenido.

Generalmente, los cortes del director suelen piezas con diferencias sustanciales a la versión final, pero con el centro de la historia manteniéndose de la misma forma. Pero Zack Snyder’s Justice Leage parece ir en una dirección mucho más osada.

Los continuos reportes de nuevas escenas filmadas, el casting de actores para estas escenas y una jugosa tajada de más 70 millones de dólares para este proyecto exponen que este film simplemente es algo más.

Escribir un comentario