PlayStation 5 con el control DualSense

Ya han pasado dos semanas del estreno de PlayStation 5 y Sony devela que ha dejado atrás a toda su competencia en el pasado y el presente.

Según GamesIndustry.biz, Sony señala que PS5 superó el nivel del estreno de su predecesora, que en 2013 había acumulado 2.1 millones de unidades vendidas en sus primeras dos semanas.

Sin embargo, la casa japonesa no ha ofrecido cifras para sustentar esta declaración, por lo que es pertinente mantenerse escépticos al respecto hasta no tener números que avalen el éxito de la nueva PlayStation.

Por otra parte, si hay datos reales a los cuales atenerse. No puede dejarse de lado que la gran mayoría de sistemas que han sido comprados y distribuidos no tienen dos semanas en el mercado.

Incluso antes de la presentación oficial de su precio a mediados de septiembre, el acceso a la preventa de la consola ya había estado habilitado para muchos usuarios de la marca. Las reservas iniciaron oficialmente el día 18 de ese mismo mes.

Entendiendo esto, las cifras de lanzamiento vienen con un asterisco que llama al ajuste de parte de quienes estén haciendo este conteo. Además, con una pública y notoria controversia en cuanto a la presencia de revendedores y bots dominando las ventas de la PS5, es un poco presuntuoso vanagloriarse de este logro.

En la publicación como tal, el equipo de Sony expresa que “la demanda por PS5 no tiene precedentes, por lo que queremos asegurar que habrá inventario de PS5 en las tiendas para fin de año”.

Con un mayor énfasis en la demanda por la consola en la misma declaración que su agradecimiento por hacer la compra, ha devenido en comentarios que hablan de que una gran cantidad de usuarios se han quedado sin consolas precisamente porque han terminado en las manos de revendedores.

Personas y grupos que colocan el sistema en el mercado a un sobrecargo ridículamente alto y se alimentan de la urgencia social de la nueva generación de consolas. No es exactamente un gran éxito para PlayStation 5.