Destiny y su secuela son títulos que gozan de un aprecio popular incuestionable, al punto de haber sido la serie que más compañías han buscado imitar.

La obra de Bungie Studios, que muchos consideran la sucesora espiritual de la serie Halo, se mantiene presente y actualizada día a día. Mientras los aficionados esperan por un Destiny 3, dentro de Bungie se cocinan nuevos proyectos.

Esto fue expresado por Pete Parsons, director general del estudio, en una entrevista para Metro. Explicando que el desarrollo de ideas nuevas para Destiny ha venido con resultados inesperados.

“Iniciamos hace unos tres años. Jason Jones, Jonny Ebbert y Zach Russell, junto con otros más, comenzamos a trabajar en incubaciones. Presentarlo de esta manera nos permite verlo como algo más que solo juegos. Expresarlo de esta manera nos permite “incubar” el potencial no solo para títulos nuevos, sino para un personal nuevo y asombroso”.

A partir de esta idea, el equipo de Bungie está desarrollando sus visiones para el futuro a través de bancos de ideas acumuladas de parte de sus creativos. Aunque hay una fuerte posibilidad de que muchas de ellas simplemente se adapten a Destiny 2.

“Irónicamente, esperábamos que estas incubaciones fueran un gran fracaso y lo que ocurrió fue que no solo hemos logrado cuidar la expansión del universo de Destiny, sino que hemos sido capaces de construir una profunda base de talento”.

Bungie frente al crunch

Pero la entrevista no se queda con solo los posibles caminos que tomará Bungie, sino que enfatizaron en los efectos del crunch en la industria. Para nadie es un secreto que uno de los momentos fundamentales en la vida útil de Destiny 2 fue la separación de Bungie y Activision.

El tener que responder ante la poderosa compañía, implicaba un período de trabajo que, de una u otra forma, iba a conducir al crunch de su personal o al fracaso del proyecto. Parsons expresó que realizar trabajo en estas condiciones no ofrece resultados buenos.

El líder de Bungie explica que, como mínimo, su compañía garantiza las condiciones poara su personal de hacer su mejor trabajo posible y con el crunch simplemente esto no puede pasar.