Una PS5 y un DualSense en un fondo negro

Ya van más de dos semanas del estreno oficial de PlayStation 5 en el mercado, alcanzando un gran éxito dentro de la comunidad gamer.

Considerada como la pieza de hardware más anticipada de todo el año, la consola parece haber llenado todas las expectativas de Sony. Pero si hay algo que parece separar a la PS5 de su competencia es su sección de Actividades.

En lugar de representar un sistema de conexión social en el que el sistema permite una accesibilidad a comunicaciones, Actividades ofrece algo mucho más directo: apoyo al jugador.

Según datos internos de Sony, obtenidos por Vice Games, la casa japonesa tiene un enfoque sobre algo que la industria insiste en alejarse, las experiencias de juegos de un jugador. Es aquí donde entran las Actividades.

A través de esta modalidad, la consola ofrece asistencia de la mano de su IA, brindando guías, referencias e incluso videos sobre como solucionar partes complicadas de cada título. Vale la pena recordar que Sony patentó este sistema meses antes del estreno de la PS5.

Los documentos develaron que Sony utilizó datos de cuanto tiempo los jugadores pasan jugando títulos offline en su consola en comparación con juegos online en modo multijugador. Las cifras exactas no fueron filtradas.

Una PS5 y un DualSense con un cielo estrellado al fondo adornado con el logo de PlayStation

Pero han debido ser sustanciales para llevar a Sony a desarrollar un sistema fundamentado en respaldar las experiencias singulares de cada jugador en la PlayStation 5, actuando maarcadamente en contra del ideal de las compañías de videojuegos.

El desarrollo de battle royales o looter shooters imitando modelos exitosos de alta ganancia monetaria con prácticas cuestionables sigue siendo el norte de la industria de videojuegos, por lo que el apelar a experiencias singulares no es la jugada que muchos desarrolladores esperaban de PlayStation 5.

Por el momento, solo resta esperar para ver que tan lejos llegan las Actividades de PS5.