Ubisoft ha lanzado la actualización 1.1 para Assassin’s Creed: Valhalla que básicamente viene a dar solución a muchos bugs que no permitían seguir progresando a muchos jugadores. La actualización pesa 6.3 GB en Xbox Series X, 5.7 en Xbox One, 2.4 en PlayStation 5 y PlayStation 4 y 5.6 en PC.

En PC el parche tiene las mismas mejoras que en otras plataformas pero además soluciona bajadas de FPS cuando se realizaban ciertas acciones por primera vez, así como durante ciertos efectos especiales.

Estabilidad y mejoras

Por otro lado, todas las plataformas solucionaron errores de animaciones, clipping, el minijuego de pesca, el movimiento de los NPCs al trabajar el cuero, el asesinato de ciertos personajes mientras estaban inconscientes y otras mejoras varias.

La parte más importante es la solución de bugs en ciertas misiones con spoilers. Son decenas de bugs que estaban cortando el progreso de muchos jugadores. Los jugadores que estaban atascados podrás seguir avanzando y el resto podrá jugar sin miedo a que se corte el progreso.

Eivor, protagonista de Assassin's Creed: Valhalla.

Una de las más conocidas era en la misión “A Cruel Destiny”, una de las primeras del juego en la que cierto jefe no comenzaba su segunda fase por lo que había que reiniciar la misión. La mayoría ya se podía resolver de esta manera, pero este parche evitará tal molestia.

Además de estos asuntos, los jugadores también se habían conseguido con un problema en el que su partida se veía arruinada porque una pantalla negra tapaba la visión de Eivor y del jugador evitando el progreso. Esto se solucionaba si conseguíamos un personaje con el que hablar. No se sabe si este bug se ha solucionado ya que no está en las notas del parche, pero esperamos que sea así.

Assassin’s Creed: Valhalla está disponible en PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series X/S, Google Stadia y PC (Uplay y Epic Games).

Escribir un comentario