La esperada edición de EA Play para Xbox Game Pass tendrá que esperar hasta el año próximo para ser una realidad.

En una publicación oficial en su blog de noticias, Xbox dejó en claro que la plataforma de juegos de Electronic Arts tendrá que mantenerse al margen en su sistema por unas cuantas semanas como mínimo.

El anuncio es escueto y directo, develando que se realizará una explicación más detallada a principios del año próximo, solamente dejando claro que este retraso pide de mayor paciencia para la fanaticada.

Dando además una gran aprobación a Electronic Arts por tener un espíritu afín y con principios similares (lo que sea que esto signifique) desde Xbox están seguros de que esto podrá seguir adelante sin problemas.

Es una idea bastante segura, considerando que EA Play pone sobre la mesa una hilera de juegos de alto nivel que sin duda a muchos usuarios de Game Pass les parecerá ideal.

EA Play y su sociedad con Steam

Debe tomarse en cuenta la reciente asociación entre Electronic Arts y Steam para la distribución de muchos de sus juegos. Esto representa un golpe fuerte en favor del dominio de la plataforma de Valve en el mercado de la PC.

Con EA de su parte, títulos de arraigo global como FIFA, NFL Madden o The Sims 4 estarían unidos a la biblioteca más usada del mercado.

Diversos medios han comparado esta medida con el intento que hizo Blizzard de reemplazar el nombre de su plataforma de Battle.net a Blizzard Launcher, buscando imponer el nombre de la marca como parte central de su plataforma.

Pero la diferencia con el caso de Origin es tanto la plataforma en sí como el momento elegido para esta decisión. Origin no tiene la historia de la que puede alardear Blizzard con su plataforma Battle.net, al ser esta parte fundamental de la historia del gaming en PC.

Cambiar ese nombre representaba abandonar años de historia para muchas personas, algo de lo que EA no gozaba con su plataforma, lealtad. Es un cambio que, a la larga, no le va a importar a nadie.

Escribir un comentario