La semana ha sido bastante agridulce para CD Projekt Red que ha visto como Cyberpunk 2077 ha sido alabado y criticado a partes iguales por su mal rendimiento en consolas y como la comunidad ha demostrado su molestia de varias maneras.

Mientras esperamos y vemos en qué acaba esto, otra mala noticia para el estudio se confirma a través de la cuenta de Twitter de GOG. Hace unas horas se había confirmado que Devotion de Red Candle Games, un videojuego de terror en primera persona que desapareció de Steam por una controversia política, volvería a la industria a través de GOG.

Portada de Devotion.

Las críticas continúan

No obstante, parece que desde CDPR no investigaron bien lo que sucedía con el juego ya que hace una hora anunciaron que el juego finalmente no se publicaría en su tienda. El nuevo tuit alega que “luego de recibir muchos mensajes de jugadores”, decidieron no listar el juego en su tienda.

Las críticas no se han hecho esperar y las respuestas al tuit son prácticamente todas negativas, el estudio ilusionó con el anuncio del lanzamiento para luego cancelarlo por lo que muchos imaginan que es plegarse al gobierno chino.

La historia de Devotion es complicada. El 19 de febrero de 2019 Indievent y Winking Skywalk publicaron Devotion a nivel mundial, un juego desarrollado por Red Candle Games. El título tenía referencias a la cultura taiwanesa, así como historias de terror y una atmósfera tétrica en general.

Censura de Winnie The Pooh en China.

No hay dictatura en Ba Sing Se

Meses después, un jugador descubrió que, tras interactuar con cierto cartel oculto, un mensaje aparecía en pantalla y este decía: “Xi Jinping Winnie The Pooh”. El mandatario chino odia que lo comparen con este oso e incluso la reproducción de la caricatura está prohibida en su país. De hecho, Pooh ni siquiera aparece en Kingdom Hears III en China, fue reemplazado por una luz blanca con la que muchos personajes interactúan.

El juego fue removido inmediatamente de Steam China y desapareció de la faz de la tierra, el contexto es complicado ya que Red Candle Games es taiwanesa, una tierra que pertenece y no pertenece a China, dependiendo de a quien le preguntes.

Meme de Avatar y Ba Sing Se.

Por eso su vuelta al mundo real a través de GOG se interpretaba como CDPR plantándose ante el autoritarismo chino, algo que no terminó siendo así.

El juego se iba a vender por 13 dólares según la propia desarrolladora, pero parece que tendremos que esperar, probablemente mucho tiempo, antes de que nadie se atreva a republicar un juego que se atrevió a hacer un chiste.

Escribir un comentario