La celebración del quinto aniversario de Kojima Productions dejó a sus aficionados muy decepcionados en el terreno de las novedades.

Si bien estamos todos felices por el crecimiento del estudio en estos últimos cinco años, convirtiéndose en un nombre fuerte de la industria, además de ser el bastión del último gran autor de la industria de videojuegos. Nuestras expectativas estaban unidas a que era lo que vendría después.

Tras el estreno de Death Stranding, lo que si parece ser la despedida real de la octava generación de consolas en gran medida, se esperaba que la casa de Hideo Kojima anunciara un nuevo juego o un nuevo proyecto multimedia.

En recientes conversaciones para la BBC, Kojima confesó la intención de incursionar en el mundo del cine propiamente, siendo este su sueño de la infancia y gran parte de sus influencias. Pero nada de esto estuvo presente.

En su lugar, la compañía celebró la obtención del premio BAFTA de 2020 para Hideo con un video conmemorativo, hecho en un impecable estilo cinemático propio de un autor de este estilo.

Con un agradecimiento específico no solo a BAFTA sino también a los repartidores que llevan objetos todos los días durante este turbulento año. Un pequeño trabajo que ha sido bien recibido por los aficionados del estudio.

Además, se presentaron varias ofertas en ropa y zapatos especiales conmemorativos que están a la venta en la página oficial del estudio. Siendo esta una manera de respaldarlos fuera de la compra de sus juegos. Ideal para los aficionados más fieles.

Tristemente, la falta de anuncios de proyectos a futuro es lo más llamativo en este evento. La expectativa de saber que se trae entre manos Hideo Kojima es muy alta y no tener respuestas en este momento en particular resulta muy frustrante, por lo que solo resta esperar.

Escribir un comentario