El 2020 es un año que se caracterizó por la pandemia de coronavirus, algo que afectó la cadena de distribución de muchos productos. Las consolas de videojuegos escasearon en algunos lugares del mundo en medio del confinamiento social establecido por muchos países.

Ahora sabemos que a pesar de eso Sony y Nintendo lograron establecer nuevos récords históricos dentro del valor de sus acciones. Esto se debe en gran parte a las ganancias percibidas en la temporada navideña en la que una PS5 o una Nintendo Switch es un regalo soñado.

La noticia fue revelado por la agencia Bloomberg quien infirmó que las acciones de Nintendo aumentaron su valor un 6,6%. Cada acción se cotiza en la bolsa por 647,97 dólares, su valor más alto desde diciembre del 2007. Por su parte, las acciones de Sony aumentaron un 2,66% y llegaron a valorarse en 95,67 dólares. Este es el valor más alto desde el 2001, fecha en la que la PlayStation era la consola vigente dentro del mercado.

El confinamiento como elemento clave

Algunos países europeos como Alemania, Francia e Italia han vuelto a decretar confinamiento social para evitar que la segunda ola de coronavirus ocasione más muertes dentro de dichos países, por lo que el entretenimiento se ha convertido en una cuestión de primera necesidad.

Las consolas de videojuegos son en muchos casos la opción favorita de los usuarios que desean mantenerse entretenidos dentro de sus hogares. Esto ha permitido que las consolas PS5 y Nintendo Switch se hayan vendido muy bien en todo el mundo de cara a la temporada navideña.

Así que el año será recordado como el año que cambió la forma en la que las personas vivían su cotidianidad, pero las empresas de la industria lo verán como un año que les permitió establecer cifras récord dentro de sus acciones y a nivel de ventas.

Escribir un comentario