Nuestra build ya escala a los 550 dólares. 300 dólares para nuestra mother y procesador y 250 por almacenamiento, memoria RAM y fuente. A estas alturas ya sabes que una PC gamer (que también sirve para mucho más) es costosa, y eso que aún nos falta el componente más caro.

Las tarjetas gráficas son el corazón de todo gamer de PC, el procesador Ryzen 3600 que elegimos no cuenta con una integrada, por lo que sin este componente la PC no prenderá ni siquiera. En este sentido hay que introducir a los competidores: AMD y Nvidia.

Compra para el futuro

Notarán que AMD lucha a dos frentes con Intel los procesadores (ganando) y con Nvidia por las gráficas. En esta última batalla va perdiendo pero esta generación se ha acercado peligrosamente al equipo verde que sigue siendo la opción “go to” para casi todos los jugadores.

Dado que una nueva generación de consolas y gráficas ha llegado hay que ser directos: si quieres jugar una experiencia parecida a un PS5, Xbox Series X o mejor, tienes que comprar una gráfica reciente. Prácticamente todas las GPUs de la generación anterior son inferiores a la nueva consola de Sony y a la más potente de Microsoft, así que lo ideal es ir por algo nuevo.

Lo ideal es igualar y superar a la generación actual de consolas.

Lo primero que hay que tener en cuenta con una gráfica es el llamado “future proof”, es decir, qué tan preparado para el futuro te deja tu compra. Puedes comprar una GPU perfecta para tus necesidades actuales, o una para estar cubierto unos cuantos años, es tu decisión y algo que consultas con tu presupuesto.

Nvidia haciendo lo suyo

En este sentido presentamos las opciones: por parte de Envidia tenemos la RTX 3080, la RTX 3070 y la RTX 3060 Ti. Y por parte de AMD tenemos la 6800 XT, la 6800 y la 5700 XT. De todas estas, la que elegimos como la opción “value” es la RTX 3070 que cuesta 500 dólares en el mercado oficial.

La gráfica de Nvidia te dejará listo para, como mínimo, 5 años de juego 4K a 60 FPS o a 2K a más de 100 FPS. Y si juegas competitivo como CS:GO, LOL o PUBG puedes incluso jugar a más de 200 FPS a 1080p.

Su punto fuerte es que cuenta además con tecnología de Ray Tracing y DLSS. La primera es un algoritmo que simula rayos de luz e iluminación para una representación más realista en algunos juegos. Eso sí, activar el RT te divide los FPS a la mitad, se ve mejor pero corre peor. Este video de Nate Gentile te informará bastante sobre esta tecnología.

Mientras tanto, el DLSS o Deep Learning Super Sample permite que tu GPU corra juegos a altas resoluciones como 4K mientras solo renderiza a resoluciones bajas como 1080p o 1440p. Los “vacíos” de pixeles son completados por la inteligencia artificial y algunos afirman que que incluso se ve mejor en algunos momentos. Digital Foundry (autoridades para todo gamer de PC) hizo una comparación de Control corriendo a 4K nativos con 4K con DLSS (el video está en inglés).

Opción cara y barata

Por otro lado, tenemos la 3080 que provee mejor rendimiento (un 20% más de FPS), pero cuesta 800 dólares, es decir, más que nuestra build entera. No vale la pena desde un punto de vista de “value buid” y la 3070 no se le queda tan atrás.

Eso sí, la tercera opción, la 3060 Ti, cuesta solo 400 dólares y tiene un rendimiento menor a la 3070 (un 20% menos). A falta de las comparaciones necesarias, parece que esta es un equivalente a un PS5 o Series X. Mueve todo a 4K y 60 FPS, aunque quizá haya que disminuir la calidad gráfica de “ultra” a “medio” o “alto. Para 2K y 1080p está lista, pero con menos FPS que la 3070.

RTX 3090, 3080 y 3070.
Familia 3000 de Nvidia.

Alternativa de AMD

Ahora vamos con AMD y sus tres opciones: la 6800 XT es la equivalente a una 3080, cuesta 650 dólares y básicamente rinde mejor que la 3080 en algunos juegos, y peor en otros. Eso sí, en todo caso supera a la 3070. ¿Cuál es el problema? el rendimiento de Ray Tracing es peor que incluso la 3060 Ti y no cuenta con DLSS. Además, AMD ha tenido su buena ración de problemas con drivers, por lo que sus GPUs son conocidas por ser potencias de hardware con mal software.

Los problemas de drivers no son universales, pero es algo a tomar en cuenta con AMD. Su software para GPUs tiene varios bugs menores aún hoy y la capacidad de hacer overclock (dar más energía a la GPU para obtener mejor rendimiento) es limitada.

A continuación les dejamos la comparación entre la 6800 XT, la 6800, la RTX 3080 y la 3070. Se la debemos al YouTuber JayzTwoCents, otra autoridad del medio. La comparación se hizo con más de 10 juegos y podemos ver como la 6800 XT es ligeramente inferior en Metro Exodus, pero empata con esta misma en otros títulos.

Comparativa entre la 3070, la 3080, la 6800 y la 6800 XT sin Ray Tracing.
Debemos esta comparación a JayzTwoCents y su análisis de la 6800 XT.

La 6800 (sin el XT) es 10% peor que su versión mayor pero cuesta solo 580 dólares, también supera a la 3070 de Nvidia, pero tampoco tiene tan bueno rendimiento con Ray Tracing como las gráficas de Nvidia. Para romper una lanza a favor de AMD, es probable que la 6700 XT (aún no anunciada ni revelada) sea un duro combatiente para la 3070 de Nvidia, pero ya que ahora mismo no existe, no podemos incluirla.

Como ven, cuando se activa el Ray Tracing, el equipo verde lo hace mejor. Esta es su tercera generación de gráficas con RT, mientras que AMD solo está implementándola por primera vez.

Opción budget

Ahora bien, hablemos de monitores y TVs rápidamente. Si vas por la 3070 de Nvidia, como recomendamos, o las 6800 de AMD, un TV/monitor 4K de 60 Hz te servirá. Pero la opción que recomendamos más realmente es un monitor de 2560x1440p (2K) y más de 144 hz. Es decir que sacrificas un poco la calidad de imagen por tener mejor rendimiento y velocidad de reacción en la jugabilidad (con la consecuente ventaja en juegos competitivos).

Y es que de aquí parte la eterna discusión del PC gaming, la resolución o los FPS ¿calidad de imagen o rendimiento? Esta es tu decisión, pero se toma principalmente con el TV o monitor que elijas. También puedes comprar un monitor 4K y 120 Hz pero, como les contamos en nuestra elección de TVs para la nueva generación, son costosísimos y pueden llegar a los 2000 dólares fácilmente.

Monitor y build con accesorios Logitech.
Imagen cortesía: Buka Review.

Si llegaste a este punto y tienes un monitor de 1080p que no piensas cambiar, la 5700 XT bastará y sobrará. Es la última gráfica de la generación pasada de AMD y definitivamente la opción más barata de todas las que planteamos para tener una PC gamer actual. No obstante, a esta alturas solo recomendamos gráficas de generación pasada como la 2070, la 2060 Super o la misma 5700 XT si las consigues muy baratas.

Su precio base ronda los 350-400 dólares, pero la idea es pagar 200 o menos por ellas. Servirán para jugar a 1080p y más de 100 FPS, por lo que son las opciones más baratas, ya se quedan por debajo de una PS5, pero jugar a 1080p sigue siendo algo muy disfrutable, digan lo que digan.

Recomendaciones finales

Por último, toca hablar de precios y disponibilidad en nuestra región. Recordemos que los precios mencionados son los recomendados por AMD y Nvidia, pero puedes conseguir alguna oferta en alguna tienda, y debes recordar que en nuestra región nos cobrarán por el envío e impuestos, por lo que pagamos un poco más.

Eso sí, lo más probable es que no te consigas ninguna oferta, sino lo contrario. Como ya admitió Nvidia, sus GPUs escasearán por un tiempo y se reporta lo mismo para las de AMD que acaban de lanzarse. Hay que tomar en cuenta que el coronavirus ha impactado en la industria fuertemente, por lo que también hay menos producción.

Imagen promocional de la Nvidia 3070.
Nuestra elección para nuestra build es la RTX 3070.

Conseguir una de estas GPUs se considera tener suerte, por lo que si estás comprando tu PC por parte, empieza por otros componentes y deja la GPU para el final para que des tiempo a Nvidia y AMD a reabastecer.

De esta manera, nuestra build escala a los 1050 dólares si vas por la RTX 3070 o 950 si vas por la 3060 Ti, aunque nuestra elección es definitivamente la 3070 y nuestra PC luciría así:

Alternativamente, nuestra build “budget”, tiene una RTX 3060 Ti, elimina una RAM y cambia el SSD de 500 GB y el HDD de 500 GB por un solo SSD de 256 GB. Lo que disminuye el precio a los 850 dólares, sigue siendo una PC muy competente a la par de un PS5, pero necesitarás comprar más RAM con el tiempo.

En cualquier caso la PC está casi lista, solo nos faltan los últimos detalles como lo son el gabinete, el teclado, el mouse y posiblemente un control para dar rienda suelta a nuestro hobby favorito.