Christopher Nolan es un nombre más que conocido dentro de la industria del cine. El director tiene dentro de su historial grandes películas como la trilogía de Batman que contó con Christian Bale en el rol protagónico. Dentro del mundo de los videojuegos también ha sonado, siendo su más reciente aparición la que se dio en la gala de The Game Awards.

Ahora sabemos gracias a una nueva entrevista que tuvo Nolan con Geoff Keighley, que para el cineasta es mucho más difícil hacer un videojuego que una película. Esto se debe a que incluso llevan más tiempo dentro del set de grabación.

Nolan comentó que cree que es complicado hacer un juego, por lo que no es probable que veamos alguna adaptación de una de sus cintas dentro del mundo de los videojuegos. A pesar de que el proceso creativo de un juego y de una película se puede parecer en algunos elementos, hay diferencias notables para Nolan.

Pequeñas diferencias que marcan ambos sectores del entretenimiento

La principal diferencia es que los videojuegos apuntan a ser algo grande desde el primer momento. Otra diferencia está en el dinero y tiempo invertido, que suele ser mayor al de una película tradicional. A pesar de la respuesta de Nolan, el cineasta no cierra la puerta a participar dentro de algún proyecto relacionado con el mundo de los videojuegos, por lo que sus fans no deben perder la esperanza.

Hay que considerar que Nolan intentó adaptar su película Inception del 2010 al mundo de los videojuegos, pero lamentablemente no se pudo concretar. Quizás la nueva generación de consolas sea el lugar apropiado para que el cineasta demuestre todo su ingenio dentro de una industria que poco a poco va llamando la atención de otras áreas del entretenimiento como la música y el cine.

Escribir un comentario