Para quienes disfrutan de una fiesta en sus videojuegos, un bug de Assassin’s Creed: Valhalla ha llevado a que Einor se embriague antes de comenzar.

Al cargar un juego guardado, este error coloca al protagonista del título completamente ebrio, limitando sus movimientos y teniendo que lidiar con este handicap en cualquier situación.

El error se origina, según jugadores, con la celebración del Festival de Yule dentro del juego, donde debes beber en grandes cantidades como corresponde a los vikingos de aquel tiempo, de acuerdo con la lógica interna del juego.

Otros errores localizados tras este evento es que las flechas repentinamente dejan de funcionar y desaparecen del inventario, teniendo que lidiar con estas desapariciones en medio de una pelea.

Sin olvidar a Ubisoft

Una vez más, es pertinente presente lo que ha marcado al año 2020 para Ubisoft como compañía, al develarse años de discriminación, abuso y acoso sexual dentro de sus oficinas.

Desde PlayerOne siempre se ha mantenido la intención de presentar estas denuncias de personas que sufrieron daños físicos y emocionales como hechos sustantivos que afectan directamente como debe tomarse la imagen pública de Ubisoft.

Por ende, la clasificación de sus productos no debe realizarse desde el vacío de “separar al artista del arte” o, peor aún, minimizar la situación como ha decidido hacer la opinión pública y la mayoría de los medios al analizar este juego.

Recordemos que el director creativo original de Assassin’s Creed: Valhalla fue Ashraf Ismail, quien se dedicó a acosar sexualmente a sus asistentes, seleccionando al personal femenino de su preferencia y abusar de su poder para propasarse con ellas.

Al descubrirse las acusaciones, Ismail tomó un descanso sabático y se le permitió retirarse de su puesto sin inconvenientes, para luego hacer un espectáculo público de su despido oficial, pero permitiendole conservar sus acciones en la compañía.

Pero a los fans solo les importa que el juego sea bueno y se vea bonito.

Escribir un comentario