Imagen tomada del anime 'Neon Genesis Evangelion' con Shinji sentado en la silla mientras posa su rostro contra las manos que tiene unidas en su regazo y al fondo se ve el mundo en color violeta.

El mundo del anime está nuevamente en peligro, ahora que el gobierno de Japón se plantea volver a declararse en estado de emergencia.

Aunque aún no hemos dejado atrás todos los problemas que se crearon en la industria de la animación con el coronavirus en 2020, parece que 2021 no será muy diferente.

Desde hace dos meses, los resultados positivos de COVID-19 se han alzado en toda la región y las prefecturas no darán un paso atrás para defender a sus ciudadanos.

A pesar de que el gobierno de Yoshihide Suga ha seguido el camino que dejó Abe tras su deposición, Tokio, Saitama, Kanagawa y Chiba se unirán con nuevas medidas durante enero.

Aunque este no es oficialmente una declaración de estado de emergencia, fácilmente es un paso previo igual de peligroso para los fanáticos del anime.

Entre las nuevas medidas, se le pedirá a la población que eviten los viajes innecesarios a través del país, el cierre de bares y restaurantes e incentivan a todos a trabajar de forma remota.

Aunque esto suena como medidas estándares para el mundo, en Japón, las personas habían gozado de un gran rango de libertad que acabará el próximo viernes y se extenderá hasta finales de enero.

¿Qué significa esto para el mundo del anime?

Con medidas estrictas en cuanto al trabajo presencial, es solo cuestión de tiempo para que comencemos a ver los estragos que se crearán en el mundo del anime.

Desde las series que se encuentran en transmisión, e incluso en producción, todo producto que no esté completamente listo se verá en la necesidad de pausar las temporadas para compensar esta situación.

Si bien las series serán las primeras en tener problemas, películas ya programadas para estrenarse durante enero, como ‘Evangelion 3.0+1.0’ y ‘Gintama The Final’, corren peligro de no llegar a los cines.

De continuar con estas nuevas medidas o incluso escalar a un estado de emergencia, los fanáticos del anime tendrán que armarse de paciencia para comenzar el 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *