Hace poco hicimos eco de la noticia que inicialmente reveló Stealth Optional, al parecer los controles de las consolas de Microsoft siguen necesitando baterías debido a un acuerdo con Duracell. El jefe de marketing de esta marca, Luke Anderson, lo afirmó de manera sorpresiva y parece que se ha descubierto un pequeño agujero de conejo que nadie se esperaba.

Anderson mencionó que hay un trato para que sea Duracell la que provea de baterías a Microsoft. Sin embargo, muchos supusieron que esto implicaba que la marca de baterías obligaba a Microsoft a crear controles que necesitaran baterías en lugar de usar las baterías internas como es el caso de Sony y Nintendo.

Baterías de Duracell en control de Xbox.

Respuesta sin certeza

Entonces Microsoft podía haber hecho silencio ya que Anderson solo revelaba que había acuerdos, pero no obligaciones. Pero no fue el caso ya que un portavoz respondió a distintos medios como Kotaku o Eurogamer diciendo lo siguiente:

“Ofrecemos intencionalmente a los consumidores opciones en sus soluciones de batería para nuestros controladores inalámbricos Xbox estándar. Esto incluye el uso de baterías AA de cualquier marca, la batería recargable Xbox, las soluciones de carga de nuestros socios o un cable USB-C, que puede alimentar el controlador cuando se conecta a la consola o PC”.

Microsoft afirma que ofrece opciones de cualquier marca a sus jugadores, pero no solo no es del todo cierto (los controles vienen con baterías Duracell de serie), sino que además no respondió del todo a las acusaciones que afirmaban que sus controles siguen usando batería por obligaciones con Duracell y no por decisiones de diseño.

Control de Xbox Series X/S.

De esta manera, parece que tampoco obtendremos una respuesta directa con este asunto. Las baterías internas ofrecen ventajas y desventajas, igual que las baterías externas (de Duracell o cualquier marca), por lo que tampoco esperamos esta “no respuesta” de Microsoft traiga demasiados problemas.