Jugabilidad de Star Wars: Jedi Fallen Order.

La batalla de Cal Kestis por la supervivencia en Star Wars Jedi: Fallen Order llega finalmente a la nueva generación de consolas.

Electronic Arts publicó los detalles de cada una de las versiones disponibles en su página oficial, incluyendo las diferencias entre la PlayStation 5 y las Xbox Series X y Series S. Para ello solo hay que ver las características de cada sistema.

Xbox Series S

En términos generales, se ofrece una mejora en la resolución general del juego, frames por segundo y resolución de post procesamiento, aunque este elemento deja por fuera a la Xbox Series S.

Sin embargo, la versión más modesta del sistema de Microsoft da el salto a 60 FPS de los 45 que tenía la versión de Xbox One, imponiendo una superioridad marcada incluso para esta consola.

Xbox Series X

Pero es la Series X la que da el golpe más fuerte para la nueva generación, al tener los ingresos más fuertes en comparación a la edición de la anterior generación. Incluso en frente de la PlayStation 4 Pro, la versión de Xbox Series X marca la mejora de desempeño más importante de este juego.

Dividido entre el modo de desempeño y el modo normal, la consola llega al ansiado 4K y a los 60 FPS de manera sencilla, siendo una diferencia entre el rango de resolución lo que desmarca el poder de cada modalidad de uso de la consola.

PlayStation 5

La consola de Sony no se lleva los mejores valores en comparación a la Series X, pero no quiere decir que no se represente una importante mejora de nueva generación.

Saltando a los 60 FPS, se estaciona en un post procesamiento de 1440p y una resolución dinámica de 1200p, dejando atrás el límite de los 1080 que la pasada generación de PlayStation podía alcanzar.

De esta manera, el mundo estaría listo para revivir Star Wars Jedi: Fallen Order en una visión más imponente en las nuevas consolas.