Estamos seguros que más de un droide de ‘Star Wars’ se ha robado no solo la atención, sino el corazón de muchos. Por lo mismo, Alan Tudyk –quien interpretó a K-2SO en la cinta derivada ‘Rogue One: A Star Wars Story’– comparte sus recuerdos del rodaje de la cinta que lo transformó en un querido personado de la franquicia.

Empezando por R2-D2 de las producciones originales, pasando por BB8, el ágil secuaz de Rey –la protagonista de la trilogía más reciente–, hasta IG-11 de ‘The Mandalorian’, los droides forman gran parte de las producciones de Lucasfilm, por lo que entendemos el cariño que Tudyk le cogió a su personaje en ‘Rogue One’.

Para aquellos que no hayan visto la cinta, podemos decir que K-2SO es de los aspectos más detacables de la cinta. Su personalidad despiadada e hilarante lo convirtió rápidamente en uno de los favoritos de la franquicia. Pero, Tudyk reveló que darle vida al querido personaje fue un poco más desafiante de lo que muchos se podrían imaginar.

Tudyk, durante una entrevista con Collider, explicó que los cambios en el guion, a mitad de la producción, llevaron a momentos de gran confusión en el set. En sus declaraciones, el actor recordó aquel cambio de escritores a mitad del rodaje, lo que llevó a cambios en las escenas ya grabadas y por grabar.

“Pero al trabajar con Gareth Edwards, me encantó trabajar con él. Y Diego Luna es muy divertido. Había muchas fotos en el set, como en el set, fotos que pude ver, y hay muchas de Diego y yo, y me estoy riendo. Me estoy riendo mucho. ¡Y nos fuimos a las Maldivas! ¡Y fuimos a Jordania! Así que estábamos volando en todos estos lugares antes de que construyeran lo que construyeron para ‘Mandalorian’, donde vas a Long Beach y puedes estar en cualquier lugar”.

En sus largos comentarios, Tudyk recordó fotografías en el set, viajes por las locaciones y destacó que todo se sintió como “magia”, demostrando que al final, a pesar de los cambios, todo salió muy bien.

La versión de K-2SO que conocimos en ‘Rogue One’ resultó ser increíblemente memorable, y, la estrella que le dio vida se aseguró de darle crédito al director de la cinta, Gareth Edwards. “K2SO no sería K2SO, el K2 que terminó en la película, sin Gareth, y sin las decisiones que tomó Gareth”, agregó.

Escribir un comentario